Homenaje al 'abuelo Chuchi'

M.M.G.
-
Homenaje al 'abuelo Chuchi'

La gran familia de la Casa Grande de Martiherrero ha querido aprovechar su fiesta de fin de curso para rendir homenaje al obispo de Ávila, Jesús García Burillo

La gran familia de la Casa Grande de Martiherrero se ha unido este jueves para celebrar, un año más, su fiesta de fin de curso. Pero la de este año está siendo una fiesta muy especial. Porque está sirviendo también para rendir homenaje al 'abuelo Chuchi'. Detrás de este cariñoso nombre no se esconde otro que el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, que ha recibido con mucha ilusión y gratitud el cariño que todo el mundo siente por él en el Centro de Educación Especial 'Santa Teresa'. García Burillo ha empezado la mañana celebrando una eucaristía junto al también obispo y gran amigo José Luis Retana, que ha definido al obispo de Ávila como "un padre". Tras la ceremonia, don Jesús ha recibido regalos tan originales como la 'fofucha' que de él mismo ha realizado Luisa, alumna del colegio. "Mira, si tiene el solideo y las gafas", ha dicho García Burillo. En el acto estaban presentes, entre otras autoridades, los alcaldes de Ávila y Martiherrero; el delegado de la Junta de Castilla y León; el presidente de la Diputación Provincial; y la rectora de la Universidad Católica de Ávila.