Una feminista Blanca Portillo regresa a los escenarios

SPC
-

La actriz se mete en la piel de un personaje de Virginia Woolf, 'Mrs. Dalloway', una mujer que busca ante todo su libertad personal

Una feminista Blanca Portillo regresa a los escenarios - Foto: Juan Carlos Hidalgo

Feminismo en estado puro. Blanca Portillo regresa a los escenarios para dar vida a un personaje de Virginia Woolf, Mrs. Dalloway, una mujer «profundamente feminista» que, a pesar de ser consciente de las barreras sociales, y de ser esposa y madre, «no es alguien sometida al machismo, sino que reivindica su espacio».
«Es una señora de con unas limitaciones sociales que le obligan, sin profesión concreta, pero con un enorme espacio de libertad interior, que es la base para luego construir la autonomía personal. Me tiene enamorada», indicó ayer la intérprete. 
«Adoro a Virginia Woolf, pero nunca se había cruzado en mi camino, así que, cuando me lo ofrecieron, no lo dudé. No había leído la novela, pero, cuando lo hice, me fascinó: me pareció que aparecía en mi vida por alguna razón».
En ese sentido señaló que comparte con ella «muchísimas cosas» y destacó que están «justo en el mismo período vital: hay muchas situaciones que nos diferencian pero también hay mucho en común. Me está enseñado a convivir con el paso del tiempo de una manera sana», confesó la madrileña.
La obra, dirigida por carme Portaceli y escrita junto a Michael De Cock y Ana M. Ricart, se representará entre el próximo jueves y el 5 de mayo en el Teatro Español de Madrid.
Tanto Portillo como Portaceli, defendieron la «absoluta vigencia y actualidad» de un texto que la directora ha decidido contextualizar en el presente, y como no puede ser de otra manera, los personajes se comunican con mensajes de WhatsApp.
Para Portillo, Mrs. Dalloway es consciente de su madurez y «no añora la juventud, sino que vive en un permanente estado de búsqueda de la belleza. Eso me encanta, porque, a pesar de que haya gente que lo vea una frivolidad, me parece muy profundo. Es consciente de que la vida es muy dura y sabe que hay que decorar esta mazmorra en la que vivimos para que los dioses no se salgan con la suya».
Desde la obra El cartógrafo, que hizo mano a mano con José Luis García Pérez en 2016, la actriz no había vuelto a un escenario.