La danza de paloteo, tesoro inmaterial de Ávila

M.M.G.
-
La danza de paloteo, tesoro inmaterial de Ávila

Urdimbre cerró este sábado sus 'Talleres para todos' con una sesión de un baile que ellos mantienen vivo y que querrían que pudiera seguir transmitiéndose de padres a hijos

AL subir las escaleras del Episcopio un sonido poco habitual llama la atención. Son como golpes. Ruidos secos y contundentes que vienen acompañados de algunas risas. Sólo al cruzar las puertas de la sala se descubre el origen de la algarabía: decenas de personas de todas las edades, entre las que llaman la atención los niños, disfrutan aprendiendo de los mejores una danza. 
Los mejores son los hombres y mujeres del Grupo Urdimbre y el baile es la danza de paloteo, una tradición abulense que si se mantiene viva, aunque en alto riesgo de extinción, es por el buen hacer, precisamente, de los miembros de Urdimbre, que la muestran siempre que tienen ocasión y que quieren compartirla con aquellos que quieran profundizar más en este bello y complicado arte.
Este sábado, Urdimbre despedía la serie de tres talleres que durante las últimas semanas han organizado para acercar a los abulenses sus cantos, músicas y bailes. Y lo hacía con la sesión dedicada a un baile que, nos contaba José Luis González, presidente de la agrupación, ellos recuperaron hace más de 20 años de  los danzantes de Solana de Rioalmar. Fueron ellos, siete u ocho personas hoy ya desaparecidas, los que les transmitieron sus valiosos conocimientos.