La campaña de la gripe arranca en Ávila con 45.000 vacunas

M.E
-

La temporada de vacunación, que llega con la novedad de la incorporación de bebés prematuros y pacientes con trastornos de coagulación, estará en marcha en toda la región hasta el 13 de diciembre

La campaña de vacunación de la gripe ya está en marcha en Ávila y el resto de Castilla y León. La Junta ha adquirido 620.000 vacunas antigripales para su utilización en una campaña que presenta como novedad la ampliación de los grupos de riesgo sanitario a bebés prematuros y pacientes con trastornos de la coagulación. Para el conjunto de la provincia las dosis previstas son 45.000, 15.800 de la vacuna tetravalente y 29.200 de la adyuvada. Sanidad aconseja a aquellas personas que tienen recomendado vacunarse que lo hagan escalonadamente, solicitando cita previa en su centro de salud o consultorio local. 
Según destaca la Junta de Castilla y León la vacunación frente a la gripe, universal y gratuita para las personas que así lo tienen recomendado, es una de las más eficaces medidas preventivas de Salud Pública y tiene como objetivo reducir la mortalidad y la morbilidad asociada a esta patología respiratoria y a sus complicaciones, así como su impacto social y sanitario.
La campaña autonómica comenzó el martes y se extenderá durante casi ocho semanas, hasta el 13 de diciembre.
La protección que la vacuna facilita a pacientes crónicos es fundamental en la prevención de complicaciones en sus patologías de base que pudieran desencadenar en un agravamiento de su estado de salud, con consecuencias graves o, incluso, mortales, recuerda la administración. También se insiste en la vacunación de profesionales sanitarios y socio sanitarios, no sólo como medio para su auto protección y del de su entorno más cercano, sino también como manifestación de su compromiso social y preventivo para evitar la transmisión del virus gripal a sus pacientes.
De las 45.000 vacunas antigripales adquiridas para Ávila, 15.800 unidades (200.000 en toda la región) corresponden a la vacuna tetravalente, con cuatro cepas gripales y cuyo propósito es cubrir las posibilidades de circulación de virus B, para su dispensación en personas de entre 60 y 64 años inclusive, en grupos de riesgo sanitario por patologías previas y en colectivos de riesgo social, bien por su trabajo para la colectividad o por la posible transmisión de la enfermedad a población de riesgo entre la población de hasta 64 años.
Las otras 29.200 dosis (420.000 en la Comunidad) corresponden a la vacuna adyuvante o virosómica inactivada, destinada a la población de 65 años y mayores y diseñada para mejorar la respuesta inmunológica frente a la gripe de este grupo poblacional.
El presupuesto destinado al suministro de la vacuna en Castilla y León es de 3.126.240 euros (1.248.000 euros para la tetravalente y 1.878.240 euros, de la adyuvada inactivada) y la distribución provincializada de las vacunas, con remanente autonómicos de casi 29.000 unidades, es el siguiente: Ávila 45.000 dosis; Burgos, 83.000; León, 109.530; Palencia, 40.330; Salamanca, 76.650; Segovia, 38.000; Soria, 23.530; Valladolid, 124.060; y Zamora, 51.130.
La campaña mantiene el uso de la vacuna tetravalente, iniciado en 2018, e incorpora dos nuevas indicaciones de vacunación: para niños de entre seis meses y dos años con antecedentes de prematuridad (nacidos por debajo de las 32 semanas de gestación) y para personas con cualquier trastorno de la coagulación. Se recoge así las recomendaciones emanadas de la Comisión de Salud Pública del Sistema Nacional de Salud y aprobadas por su Consejo Interterritorial, junto a las de incidir, además de en la vacunación de la población de 65 años y más, en la vacunación de profesionales sanitarios y de embarazadas, con el fin de alcanzar el 65% de cobertura vacunal en el primer grupo poblacional y del 40% en estos dos últimos colectivos.