Hostelería y comercio podrán acreditar su experiencia

P. Velasco
-

El Ecyl estudia las propuestas realizadas por ambos sectores para poner en marcha estos procedimientos y debatirlos en la próxima comisión técnica

Un camarero atiende una terraza en una localidad burgalesa - Foto: Adrián del Campo

Es una situación habitual que se repite en la hostelería y el comercio: camareros con más de treinta años trabajando a sus espaldas pero sin ninguna titulación, al igual que muchos de los dependientes. La posibilidad de certificar toda esta experiencia laboral a través de alguna vía oficial es una vieja demanda de estos dos sectores que parece más cerca de convertirse en realidad tras los últimos acuerdos firmados dentro del Diálogo Social.
El Servicio Público de Empleo (Ecyl) ya estudia las propuestas realizadas por ambos sectores para poner en marcha procedimientos de acreditación de competencias en los certificados de las familias de hostelería y comercio, aunque las posibles convocatorias deben analizarse en la comisión técnica que está previsto que se reúna dentro de un mes, como detallaron a este periódico fuentes de la Consejería de Empleo e Industria.
De momento no hay fecha fija ni plazos oficiales sobre cuándo podrían convocarse estos procedimientos, ya que las mismas fuentes concretan que la tramitación «está reglada» y se deben cumplir varias fases como analizar el grado de interés que suscitan, las convocatorias que se pueden publicar y el nombramiento de un equipo de asesores y evaluadores.
Desde los sindicatos son más optimistas y confían en que la convocatoria pueda ser una realidad a lo largo de este año. «Esto es una demanda sindical que nace del Diálogo Social y es una vieja reivindicación para que la gente pueda dar validez a lo que ha trabajado. En el mundo en el que vivimos, donde cada vez la movilidad es más importante, es fundamental que se puedan acreditar los conocimientos y más a cierta edad», explicó el secretario general de CCOO Servicios-CyL, Marcos Gutiérrez.
Las mismas fuentes sindicales recordaron que estos procedimientos ya se han llevado a cabo «con éxito» en otros sectores como el de la dependencia. Ahora la petición es que este mismo sistema se arbitre para la hostelería y el comercio, y en concreto para dos categorías en cada una de ellos. «Serían cualificaciones de nivel 2 y se corresponderían con las de camarero de bar y sala, cocina, dependiente de comercio y gestión del pequeño comercio», detalló Gutiérrez, que argumentó que el objetivo es «cubrir con la cualificación tanto al empresario como a los trabajadores» en sectores con un gran número de trabajadores autónomos o con contratos por cuenta ajena.
240.000 trabajadores

Aunque no existen datos concretos del número de personas a las que podría beneficiar la puesta en marcha de estos nuevos procedimientos, desde CCOO recuerdan que más de 140.000 personas trabajan en el sector del comercio en la Comunidad y otras 100.000 en hostelería. «Nuestra intención, y así lo tenemos prácticamente acordado con la Junta, es que haya mil plazas anuales para cada una de estas acreditaciones y mientras siga habiendo demanda que se siga con estos procedimientos», señaló Marcos Gutiérrez.
La petición sindical dentro de los acuerdos del Diálogo Social surge tras las quejas de las asociaciones empresariales de la Comunidad por la falta de profesionales, aunque en el caso de Castilla y León «esto sucede en unas provincias y no en las que sus convenios tienen mejores condiciones para los trabajadores». Gutiérrez puso como ejemplo los casos de León o Burgos, «donde se respetan más las condiciones de trabajo, hay conciliación, hay carrera profesional...».
«Nosotros estamos intentando homogeneizar las competencias profesionales en Castilla y León para no sufrir esta diferencia entre provincias», insistió el secretario general de CCOO Servicios-CyL, aunque también hizo referencia a los numerosos «excelentes profesionales» que todo lo que saben es a través de la experiencia y la educación no formal sin una manera de reconocerlo.
Tarjeta profesional

A esta vía se suma la posibilidad de crear una tarjeta profesional a través de la Fundación Laboral de Hostelería a nivel nacional puesto que hay conocimientos que no están reconocidos con una cualificación oficial, explicó Marcos Gutiérrez. «Es algo que se ha intentado a nivel estatal y creemos que es una buena opción, lo que pasa es que esta tarjeta profesional es algo complementario que es lo que estamos haciendo en la Comunidad, que es abrir el sistema de reconocimientos a otros sectores», concluyó.