Las ayudas favorecen la rehabilitación de 1.123 viviendas

SPC
-

El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, anuncia que convocará en tres semanas el plan para este año, que tendrá la misma dotación

Un grupo de operarios trabaja en la rehabilitación de un edificio. - Foto: Jesús J. Matías

El plan autonómico para la rehabilitación de viviendas correspondiente a la convocatoria de 2019 actuará sobre 1.123 domicilios, 320 de ellos en el medio rural, para lo que se movilizarán 4,6 millones de euros, que inducirán una inversión de más de 15 y generarán 800 puestos de trabajo. El Boletín Oficial de Castilla y León publicó ayer la resolución de estas ayudas, que tienen un total de 95 beneficiarios, 66 de ellos comunidades de vecinos y 29 a viviendas unifamiliares, una novedad del último Plan Estatal de Vivienda –al que complementa el autonómico–que atendió las reclamaciones de la Mesa del Diálogo Social de Castilla y León, pues el anterior sólo contemplaba las comunidades de vecinos, lo que dejaba fuera a muchos de los domicilios del medio rural, donde predominan las unifamiliares, como recordó el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante la presentación de los datos, informa Europa Press.
De estos 4,5 millones, el 61,76 por ciento (53 beneficiarios y 568 viviendas) se corresponde a ayudas a la conservación del edificio y la realización de mejoras en materia de accesibilidad, mientras que el 38,24 por ciento restante (42 beneficiarios y 555 viviendas) se destina a obras de eficiencia energética, lo que implica una reducción de la demanda energética superior, de media, al 50%, por lo que Suárez-Quiñones enmarcó estas ayudas en las políticas orientadas a combatir el cambio climático.
El Ejecutivo regional comunicará a los beneficiarios la resolución, que deberán iniciar las obras en el plazo máximo de un mes y  deberán ejecutarse antes de 24 meses, 26 en el caso de actuaciones de mejora de la eficiencia que afecten a 40 o más viviendas.
Sin embargo, el consejero reconoció que con los 4,56 millones dispuestos no se cubrieron todas las solicitudes presentadas, e hizo hincapié en que estas ayudas pretenden fomentar la rehabilitación y eficiencia energética, a través de la «imitación», informa Ical.
Suárez-Quiñones lamentó que esta linea de ayudas presentan una «absoluta asimetría» entre las provincias –con Burgos concentrado 1,8 millones frente a los 8.000 euros concedidos en Ávila– por lo que anunció que el próximo congreso sobre las políticas de rehabilitación, regeneración y renovación urbana se celebrará en Ávila el próximo mes de junio. A su juicio las diferencias se deben a la implicación también de los colegios profesionales y administradores de fincas, que son quienes orientan a los propietarios.
El titular de Fomento aseguró que ha sido una convocatoria «muy positiva», que se mantendrá al menos en 2020, al estar bien «hilada» y tener unos parámetros adecuados, según acordó la comisión de seguimiento en esta materia que conforman su departamento, Cecale y los sindicatos UGT y CCOO, como miembros del Consejo del Diálogo Social.
Al respecto, el consejero avanzó que convocará en tres o cuatro semanas las nuevas ayudas a la rehabilitación edificatoria y a la eficiencia energética, que volverán a estar dotadas con 4,5 millones de euros, y aseguró que la línea de 2020 mantendrá las mismas condiciones que la de 2019.