Flores que llenan ausencias

I.Camarero Jiménez
-

El puente de Todos los Santos ha comenzado y con ello las frecuentes y multitudinarias visitas a los cementerios que lucen coloridos ramos y centros en recuerdo de los difuntos

Flores para un día de recuerdos - Foto: Belén GonzÃlez

El puente de Todos los Santos es sinónimo de vacaciones, pero no sólo eso, también lo es de días en familia y de recordar ausencias. Si unimos  todo ello es también un momento propicio para visitar con nuestros allegados los cementerios en los que reposan los seres queridos que ya nos dejaron y en muchos casos, agasajarles con las siempre hermosas flores.
Es por tradición, religión, devoción y ante todo por el amor que un día sentimos por ellos y que es capaz de continuar pese a la barrera de la muerte. Son muchos los que tienen la costumbre de llevar flores y para comprobarlo es suficiente con una visita a cualquier camposanto. Eso sí, no sólo se trata de llevar flores, no, también es cuestión de adornar las lápidas, que se limpian para la ocasión hasta quedar relucientes, e incluso hay gente que acude con escoba y cogedor para adecentar el entorno. Así el casi siempre paisaje gris ha empezado a tornarse colorido gracias a las flores de todo tipo porque crisantemos, margaritas, gerberas, gladiolos, rosas, claveles, calas, lirios ya reposan allí para embellecer el lugar.
Realmente este viernes es el día marcado, el día de Todos los Santos, pero lo cierto es que las visitas a nuestros difuntos ya han empezado a producirse. Hombres, mujeres y niños cargados de flores, en su gran mayoría naturales recorrían el camino que les llevaba hacia los suyos para depositar un regalo que a buen seguro muchos recibieron también en vida. Y con esos paseos y esa llegada cada vez más multitudinaria antes de la fecha señalada también comenzaron los atascos. De hecho los alrededores del cementerio abulense ya contaban con la señalización pertinente y sobre todo con muchas más plazas de aparcamiento de las que suelen ser habituales y también se ha reforzado el servicio de autobuses.
545 plazas de aparcamiento.  Ese refuerzo llegó el pasado miércoles, con un operativo para facilitar los accesos, circulación y estacionamiento en la zona  y continuará hasta el 3 de noviembre.
Se generan para la ocasión  475 plazas de estacionamiento, que se conseguirán ordenándolas en batería en cada uno de los sentidos de la travesía Antonio Álvarez, entre las glorietas de la circunvalación y del Paseo del Cementerio. Estará debidamente señalizado y se mantendrá el estacionamiento en línea existente junto al cementerio, tal y como informaron días atrás desde el Ayuntamiento y a todo ello se añaden 70 plazas del crematorio que consiguen sumar un total de  545 plazas disponibles.
Para dar mayor fluidez al tráfico se sugiere a los ciudadanos evitar las horas punta y, con el fin de que no se produzca una gran intensidad circulatoria, utilizar la entrada y salida correspondiente a la circunvalación. De esta forma se generarán menos retenciones, además de agilizar la circulación en la zona. 
También se recomienda la utilización del servicio público de autobuses en los días establecidos.