La creación de empleo se frena hasta niveles del año 2009

SPC
-

Un informe de CCOO avanza que la EPA del segundo trimestre dejará unos datos de paro "sin precedentes" en la Comunidad

La creación de empleo se frena hasta niveles del año 2009 - Foto: Sara Muniosguren

La creación de empleo en Castilla y León se parece ya a la que se registraba al inicio del año 2009, cuando comenzó a mostrar su dureza en España la anterior crisis económica. De esta forma, se complica la probabilidad de lograr un puesto de trabajo en la Comunidad, según refleja un informe de Comisiones Obreras (CCOO) recogido por Ical, que analiza la situación del mercado laboral en el primer trimestre del año, a partir de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

En ese sentido, el sindicato constata que en los tres primeros meses de este año el número de personas que accedió a un empleo en relación a los ocupados del trimestre anterior ha bajado a un umbral cercano al que se registraba en este mismo periodo de 2009. Este comportamiento del mercado laboral en Castilla y León se repite también en el conjunto del país.

Sin embargo, CCOO advierte de que la situación que refleja la EPA, que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), solo incluye las primeras semanas del estado de alarma con el que España trataba de frenar el avance del coronvirus. Además, posteriormente, se decretó el cierre de las actividades no esenciales hasta pasada la Semana Santa y la actividad vinculada a estas celebraciones se perdió al suspenderse los diferentes actos.  

De esta forma, el sindicato indica que la destrucción de empleo, que en España ya subió en el primer trimestre del año, vinculado a la dificultad de encontrar un empleo, bajó en Castilla y León. Ésta es una “incongruencia más” para CCOO de la EPA en la autonomía, que considera que está “muy influida” por el dato “anómalo” del primer trimestre de 2019. “De no haber tenido tal dato atípico, se hubiera visto también una escalada de la destrucción de empleo en la Comunidad”, precisa.  

Otro de los aspectos que CCOO advierte de que ya muestra la Encuesta de Población Activa es el aumento de los flujos de personas que transitan desde la actividad (ocupado o parado) a la inactividad tanto en el conjunto nacional, como en Castilla y León. Esto, añade, puede explicarse, a juicio del sindicato, por las dificultades de esta situación de alarma para llevar a cabo la búsqueda de empleo.  

Asimismo, el sindicato destaca también que no sólo es “importante” el aumento del flujo de personas que salen de la ocupación sino también la reducción del volumen de personas que pasan a estar ocupadas. Todo ello, ofrece “pistas” a CCOO sobre cómo podría ser la coyuntura laboral de Castilla y León en el segundo trimestre de este año, cuando se registraría el periodo de mayor inactividad.  

Por tanto, CCOO asegura que la EPA de abril, mayo y junio dejará unos datos de empleo, paro e inactividad y de flujos de transiciones entre las distintas situaciones “sin precedentes”. De hecho, las previsiones que el Gobierno ha remitido a la Comisión Europea calculan que el Producto Interior Bruto (PIB) caerá este año un 9,2 por ciento y la tasa de paro subirá hasta el 19 por ciento, como consecuencia del impacto del Covid-19. Además, la Junta contempla que el desempleo alcance en abril ya los 166.000 parados en la Comunidad.  

Anticipo

Como avance de lo que está por llegar, la EPA recogió ya en el primer trimestre un incremento del número de desempleados en Castilla y León de 5.300 personas, un 4,16 por ciento más, al cerrar la cifra de parados en 131.900 en relación al último trimestre de 2019. Se trata de un periodo que habitualmente se comporta de esta manera en España y en la Comunidad.  

Sin embargo, la foto es diferente en la comparativa interanual, donde el paro bajó en 4.900 personas, un 3,55 por ciento, si bien es verdad que el estado de alarma entró en vigor al final del trimestre.

En España, entre enero y marzo, el desempleo aumentó un 3,79 por ciento (121.000 más) en la intertrimestral (el peor dato desde 2013), frente a una caída del 1,23 por ciento, con 41.300 personas menos en paro, en relación con el primer trimestre de 2019, lo que ubica la cifra total de parados en 3,31 millones.

Con esta evolución, la tasa de paro de la Comunidad se situó en el 11,82 por ciento, la octava más baja del conjunto de las autonomías, frente al 14,4 por ciento de la media nacional.



Las más vistas