El Ávila Auténtica cede en Albacete

Área 11
-
El Ávila Auténtica cede en Albacete - Foto: Belén González

78
Arcos Albacete
67
Ávila Auténtica
Finalizado
Demasiados altibajos entre los verderones ante un Arcos Albacete eficaz en el momento determinante. Un parcial final de 11-0 acabó por cerrar las opciones del cuadro verderón después de haber obrado la remontada (65-63)

Derrota del Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar en un choque de claros y oscuros por parte de los verderones, que pese a conseguir meterse en el partido en el último cuarto cuando la desventaja era de 12 puntos, terminaron claudicando ante un rival al que en los momentos clave no les falló la puntería.
Primer periodo muy igualado en el Pabellón del Parque, con dos equipos con planteamientos ofensivos que salieron a por la victoria desde el minuto uno y que ofrecieron un constante intercambio de golpes sin que nadie pudiera dominar la contienda a su gusto. En los primeros diez minutos la capacidad anotadora de Faye sostuvo al conjunto verderón. Nada mal tampoco estuvo Cazorla, respondiendo una y otra vez a las constantes transiciones manchegas.
El duelo fue máximo y, de hecho, tras el primer cuarto tanto el Arcos Albacete como el Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar empataron en el porcentaje de acierto ante el aro contrario (53%). Ataques rápidos, endiablados, que llevaron el encuentro a un equilibrio que únicamente pareció romperse cuando a falta de tres minutos y medio Zabo anotó un triple que situó el 17-13 y que provocó las dudas en los de Sergio Jiménez, que incluso llegaron a verse seis puntos abajo (22-16) con un minuto por disputar. Pero un gran lanzamiento exterior de Faye redujo distancias (22-19).
El segundo cuarto siguió la tónica marcada por su predecesor. El Óbila quería su tercera victoria consecutiva y no cesó en su empeño por conseguirlo. Cazorla siguió en sus números y el protagonismo de Faye recayó en Mulero y Gueye, cuyos destellos fueron clave para mantener la constancia. Los abulenses acariciaron con las yemas de los dedos en más de una ocasión la posibilidad de ponerse por delante en el marcador, pero por diversas razones la defensa rival y el desacierto ante la canasta contraria lo impidieron.
Así continuó transcurriendo el partido previo al descanso, con los de casa consiguiendo por momento pequeñas ventajas (27-21) y los visitantes empeñados en no dar su brazo a torcer. En el cuadro albaceteño brilló sobremanera Rudolph (16 puntos en 20 minutos), el auténtico quebradero de cabeza para los abulenses. Con todo a 23 segundos del intermedio Gueye ponía un ajustado 39-36 (17-17 de parcial) con el que el Ávila Auténtica afrontaría la segunda mitad.
Así, con todo por decidir, no remitieron las hostilidades en tierras manchegas. Sanz situó el 42-36 nada más salir de la caseta pero respondió rápido y bien el Ávila Auténtica con un parcial de 0-5 (42-41) al que le siguió otro de 4-0. Un 2+1 de Faye, otro acierto de Gueye y un doble tiro libre que nuevamente el pívot senegalés no marró pusieron, tras muchos minutos a remolque, a los verderones por delante en el electrónico (46-48).
Sin embargo, los últimos cinco minutos se hicieron largos al conjunto abulense, que no logró ningún punto y vio como los de Alfredo Gálvez firmaban un parcial de 8-0. Las buenas sensaciones se perdían por momentos justo en el momento determinante. No entraba nada y la suerte era esquiva, aunque el marcador pudo haber sido peor (56-50) de cara al último cuarto, por lo que no había tiempo para lamentaciones y sí para buscar soluciones.
La intensidad que le imprimió el Arcos Albacete al Ávila Auténtica en los primeros compases del cuarto definitivo hacía caer en la precipitación a los verderones, que desaprovecharon hasta dos ataques, uno posicional y una contra, para recortar distancias. No así la escuadra local, que no falló dos tiros libres para abrir una brecha considerable (58-50) pero ni mucho menos definitiva. La respuesta fue un lanzamiento exterior de Dziuba que tampoco entró. A ocho minutos del epílogo una gran canasta de Van, que se colgó del aro, obligaba a pedir tiempo muerto a Jiménez (60-50), a cuyo equipo la pájara del tercer cuarto no le daba tregua.
Buena muestra del desacierto la puso de manifiesto Dziuba fallando dos tiros libres acto seguido. Los anfitriones buscaban la seguridad y anotaban con cierta facilidad, logrando así la máxima diferencia (62-50) a siete del final. Faye consiguió romper la sequía abulense tras casi diez minutos y, poco después, Berni García con un triple que esta vez sí entró, metía de lleno otra vez al Óbila (62-55, minuto 35). Los nervios se apoderaron entonces del Arcos Albacete y más, cuando Cazorla tampoco erró desde el perímetro (62-58) y una bandeja de Lawrence-Ricks confirmaba la reacción (65-63).
La incertidumbre se mantuvo solo unos segundos, ya que de nuevo se les fundieron los plomos a los visitantes cuando más al alza estaban. Un parcial de 11-0 terminó tumbando (78-67) las esperanzas de un cuadro que deberá seguir peleando para seguir en la LEB Plata.