'Ofrenda Chica' en Sonsoles

Redacción
-

Se celebró el primero de los actos de octubre, organizados por los pueblos de la Serrecilla

‘Ofrenda Chica’ en Sonsoles

El ciclo festivo de las fiestas de octubre en el Santuario de Nuestra Señora de Sonsoles comenzó esta mañana con la ‘Ofrenda Chica’ o de la Serrecilla’, que se encargan de organizar los municipios que se encuentran en el noreste de la capital.  Fue con la tradicional misa del peregrino y, al mediodía, la misa solemne, la procesión y la subasta de banzos, en una fiesta en la que 14 localidades honran a la patrona   de Ávila y su tierra: La Venta de San Vicente, Tolbaños, La Alameda, Cortos, Gallegos de San Vicente, Saornil de Voltoya, San Esteban de los Patos, Berrocalejo de Aragona, Mediana de Voltoya, Escalonilla,  Bernuy-Salinero, Urraca Miguel, Vicolozano y Brieva.
La misa solemne del mediodía fue presidida por el capellán y rector del santuario mariano de Nuestra Señora de Sonsoles, en un acto en el que estuvo presente el alcalde de la ciudad, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, junto a algunos concejales de su corporación como el primer teniente de alcalde José Ramón Budiño y los concejales Ángel Sánchez Jiménez y Félix Meneses y Miguel Encinar. También se encontraba presente, en representación de la Diputación su diputado de Desarrollo Rural y alcalde de Solosancho, Jesús Martín. Como es tradición la procesión con la imagen de la Virgen recorrió el recinto interior del santuario. A la conclusión de la procesión se procedió a la subasta de banzos, para optar a uno de los dieciséis puestos en los ocho banzos que sostienen la plataforma de la Virgen.
Para el próximo domingo 14 está prevista la ofrenda grande, día en que tiene lugar el juego de la bandera y el domingo siguiente con la Ofrenda de La Colilla, con la concluirán las fiestas que durante el mes de octubre honran a la Virgen de Sonsoles. Cientos de personas llegaron ayer hasta el santuario mariano, el que más devoción despierta en la capital y entre los pueblos de esta zona de la provincia. Muchos de los peregrinos procedían de la capital que se acercan a pie hasta el santuario para rendir homenaje a la Virgen.