La UCAV entrega material al laboratorio del microbiología

B.M
-

Se pretende, con equipos y reactivos, ayudar a incrementar su capacidad para la detección del coronavirus

La UCAV entrega material al laboratorio del microbiología

La Universidad Católica de Ávila (UCAV) entregó al laboratorio del Hospital Nuestra Señora de Sonsoles material fungible, reactivos y equipos de su Laboratorio de Biotecnología para incrementar la capacidad del laboratorio de microbiología molecular del Complejo Asistencial de Ávila en la detección del virus SARS-CoV-2 mediante técnicas de qRT-PCR (reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa reversa). La reducida disponibilidad de reactivos y equipamiento en este momento a nivel mundial hace imprescindible la colaboración entre entidades públicas y privadas para acelerar el diagnóstico y tratamiento de los ciudadanos abulenes ante la pandemia del COVID-19, explican desde la universidad que de esta forma sigue colaborando.
Lo hace con la cesión de tres centrífugas de microtubos Eppendorf, cinco Micropipetas, un Termobloque, y con la donación de reactivos como isopropanol y agua MilliQ y más de 5.000 puntas para micropipetas, filtros para purificación y gradillas.
Además, el hospital, tras entregarles la semana pasada 60 litros de solución desinfectante,  mostró a la UCAV la necesidad de realizar más cantidad, por lo que miembros de los laboratorios de la universidad han podido elaborar 270 litros más gracias a los 200 litros de etanol que disponía el centro de salud abulense.
Este material se suma al respirador que la UCAV tenía en el Aula de Simulación Hospitalaria donde los alumnos realizaban clases prácticas de las titulaciones sanitarias. Esta acción fue posible dado que al suspenderse la actividad académica presencial y estar en desuso, la Universidad Católica de Ávila decidió prescindir del respirador para ayudar a los sanitarios y a los enfermos en la batalla contra el COVID-19, en un momento en el que además se están pidiendo todas las colaboraciones que sean posibles
Tanto este respirador como el material desinfectante se unen a otras donaciones que ha hecho el centro universitario con la entrega de material sanitario como 125 batas o mandiles quirúrgicos, 250 gafas antisalpicaduras, 150 mascarillas FFP3, 120 mascarillas normales, 3 pantallas de protección, 2.800 guantes de nitrillo y 2.000 guantes estériles. A ello se une la fabricación por alumnos y trabajadores de máscaras protectoras gracias a impresoras 3D.