El Gobierno de Nicaragua y la oposición, más cerca de la paz

SPC
-
El Gobierno de Nicaragua y la oposición, más cerca de la paz - Foto: Jeffrey Arguedas

El Ejecutivo de Ortega y la Alianza Cívica firman una hoja de ruta para intentar superar la violenta crisis que vive el país desde abril

El Gobierno de Nicaragua y la oposición acordaron ayer invitar al cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes y a un líder evangélico como testigos y acompañantes de las negociaciones con las que buscan superar la crisis que estalló en abril pasado y que esperan que culminen previsiblemente el 28 de este mes.
Durante la quinta ronda de la mesa de negociación -que comenzó el pasado 27 de febrero-, las partes también aprobaron una hoja de ruta de 16 puntos con la que intentar poner fin al conflicto, que se ha cobrado cientos de víctimas -al menos 325 muertos, según  la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)-.
Los implicados también convinieron en que pactarán el nombramiento de los garantes nacionales e internacionales para el cumplimiento e implementación de los acuerdos que se adopten en el proceso de la negociación.
El Ejecutivo de Daniel Ortega y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia ratificaron además al nuncio apostólico, como representante de la Santa Sede, como testigo y acompañante internacional, junto al Secretario de la Nunciatura Apostólica en Nicaragua.
Cada delegación estará integrada por seis titulares, seis suplentes y siete asesores como máximo, y para la aprobación de los temas se deberá contar con el consenso de ambas partes.
La Alianza Cívica ha anunciado que exigirá la liberación de todos los detenidos por protestar contra el Gobierno y el restablecimiento de las libertades, derechos y garantías previstas en la Constitución. También unas reformas que garanticen unas elecciones justas, libres y transparentes, y justicia para las víctimas de las violentas protestas que comenzaron el 18 de abril de 2018.