Casi medio centenar de refuerzos en personal

B.M
-

Por el momento, según explican desde la sanidad abulense, no hay problemas con el material de protección

Casi medio centenar de refuerzos en personal - Foto: David Castro

En la gestión y, sobre todo en la forma de afrontar, una pandemia como la que se está viviendo con el coronavirus a nivel mundial y, en una escala más próxima en España, hay dos factores que están destacando en su importancia en cuanto a los recursos se refiere. Se trata tanto del personal sanitario, por lo que supone su trabajo, como el material de protección, por lo que puede significar para ellos y para evitar infecciones.
En el caso de Ávila, según explica la gerente de Atención Sanitaria de Ávila, María Antonia Pedraza, la sanidad abulense está en este momento «bien en cuanto al personal» y, por tanto, en cuanto a la atención de personas afectadas, sin olvidar que hay que seguir con otros servicios por más que se hayan sido anuladas consultas en Atención Primaria y Hospitalaria.
Para conseguir ese nivel adecuado sí que explica que se han llevado a cabo una serie de contrataciones que prácticamente han supuesto la incorporación de medio centenar de efectivos para reforzar el personal ante esta crisis sanitaria.
En concreto, según explica la responsable de sanidad en Ávila, se ha contratado a 22 enfermeras, nueve facultativos, once técnicos del cuidado de enfermería, tres técnicos de laboratorio y tres técnicos de rayos.
material. En lo que se refiere al material por el momento tampoco habla de problemas, contando con un stock importante con material adecuado, entre otras cosas porque recibieron recientemente desde la Consejería de Sanidad diferentes elementos entre los que se encontraban mascarillas quirúrgicas, gafas, guantes, mandiles o buzos.
Sin embargo, la responsable sanitaria recuerda, que más allá del material que se pueda tener en un determinado momento y teniendo en cuenta que puede haber cambios según las necesidades que vayan surgiendo, se sigue un «protocolo muy estricto» para asegurar que la información y el uso de este material sea el adecuado y no arriesgar pérdidas en un tema que es tan sensible y necesario para el trabajo de los profesionales. Un tema que, además, más allá del caso de Ávila sí que está dando mucho que hablar en otros centros médicos y de otro tipo en diferentes puntos del país.
Además, María Antonia Pedraza recuerda que no se trata solo del material que tiene que ser repartido y utilizado en el hospital, sino que el stock que en cada momento esté disponible es también para Atención Primaria, para abastecer a los centros de salud y también para los domicilios donde hay aislamiento.
De ahí la importancia de ser estrictos con el material y lo que se va recibiendo para su uso por parte de quienes desarrollan el trabajo sanitario en Ávila.