Un paso más para la radioterapia

I.Camarero Jiménez
-
Un paso más para la radioterapia

El presidente de la Diputación explicó, durante la firma del convenio con la AECC, que sale a licitación la redacción del proyecto por 112.000 euros y con un plazo de tres meses para materializarlo

La Diputación de Ávila firmó con la Asociación Española contra el Cáncer un nuevo convenio rubricado por sus respectivos presidentes, Carlos García e Ignacio Paradinas por el que la segunda recibirá 10.000 euros de la primera para el desarrollo de su cometido. En el acto por supuesto fueron preguntados por los pasos de la implantación de la radioterapia en Ávila. Lo más significativo es que «en una semana o 10 días como mucho», decía García, el Boletín Oficial de la Provincia publicará el pertinente anuncio para la adjudicación de la redacción del proyecto que saldrá a licitación por 112.000 euros y hay un plazo de tres meses para llevarlo a cabo. Ya después será el tiempo de la licitación para la construcción del bunker y después para el suministro del acelerador lineal.
Sobre papel y siguiendo los plazos previstos -que se han demorado- estima Paradinas que Ávila contará con tan necesario servicio a finales del presente año o principios de 2020. «Pero, desgraciadamente, los pasos son lentos».En un principio además se iba a licitar todo en conjunto pero finalmente y «tras un informe negativo de la intervención» no se ha podido materializar.
La firma del convenio sirvió además para poner de manifiesto «el compromiso de la institución provincial» con la asociación, pero también con los enfermos y por supuesto con los familiares. Una labor que agradecía Paradinas, quien estimaba que «la Diputación se ha portado de forma excepcional con nosotros». Especial  hincapié hizo en la cesión de una vivienda ubicada en el complejo de Naturávila hace más de un año para que  enfermos de cáncer que viven en la provincia de Ávila y sus familias pudieran hacer uso de ella cuando tuvieran que desplazarse a Ávila para recibir tratamiento. 
Una vivienda que recordaba Paradinas es «un sueño hecho realidad», con estupendas características de habitabilidad y además siempre bajo la supervisión, dijo, de Chus a la que agradeció su implicación. Aseguró que durante el primer mes y medio empezó un tanto «al ralentí», despacio, pero poco a poco ha ido creciendo la demanda de usuarios y se llena. 
El hecho de que empezara despacio les hizo plantearse sí realmente necesitaban el inmueble, pero el tiempo les ha dado la razón en su petición.
De hecho el presidente de la Diputación les ofertó una segunda vivienda en caso de necesidad. 
Necesidad que podría llegar cuando se materialice la radioterapia en Ávila pues informaba Paradinas que se trata de tratamientos que conllevan una duración de dos meses y de lunes a viernes. De ahí que podrá haber bastante más demanda pues, tristemente, son muchos los pacientes, muchas las personas que padecen la enfermedad.
Recordaba además Paradinas que en general las personas que han hecho uso de la vivienda suelen ser gente que no cuenta con muchos recursos de ahí la necesidad de la instalación. Además apuntó que de las 26 casas de acogida para los pacientes y sus familias que hay repartidas por España, sin duda la de Ávila es de las mejores «por el sitio, por la forma y por la atención que reciben los pacientes»