Aranda, la capital del vino

SPC
-

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural expresa el apoyo de la Junta a Aranda de Duero (Burgos) y destaca la sostenibilidad, innovación y futuro como señas de identidad de la capital de la Ribera del Duero

La gala de inauguración congregó en Aranda de Duero a cientos de autoridades para abrir los actos de la capitalidad europea del vino. - Foto: Ricardo Ordóñez (Ical)

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, aseguró hoy en Aranda de Duero (Burgos) que la Junta prestará su apoyo a la localidad ribereña, elegida Ciudad Europea del Vino durante 2020, y señaló que estará presente «en multitud de ocasiones» para la celebración de este evento.
Carnero clausuró la gala de inauguración de Aranda de Duero, Ciudad Europea del Vino, un acto que da el pistoletazo de salida a un año repleto de eventos y actividades, donde la temática principal serán el vino y la sostenibilidad.
Momentos antes de iniciar el acto, el consejero resaltó la importancia de este acontecimiento y destacó de Aranda que es una ciudad en la que se conserva el patrimonio subterráneo de bodegas «más extenso y antiguo de España».
Asimismo Carnero subrayó que esta iniciativa «pone el foco» durante todo un año en una ciudad o región, convirtiéndola en una «excelente herramienta de potenciación y promoción turística», en la que se reconoce una candidatura que proyecta la cultura del vino y las tradiciones del territorio vitivinícola, «preservando los recursos naturales y paisajísticos», según informa Ical.
En este sentido, afirmó que Aranda de Duero ha presentado un proyecto enfocado a la sostenibilidad en el mundo del vino y esta capitalidad supondrá la organización durante el año de numerosas actividades. Entre ellas destaca la celebración en primavera del Foro Duero 2020, un punto de encuentro de profesionales del sector, investigadores y ciudadanos donde se expondrán los avances y experiencias relacionados con el cultivo ecológico de la vid. En este encuentro se pretende implicar a todas las denominaciones de origen vitivinícolas a lo largo del río Duero, incluidas las de Portugal, así como ayuntamientos, universidades o rutas del vino.
De la misma forma, trasladó a la alcaldesa y a los arandinos su enhorabuena por este logro, pero recordó que es importante no solo «ser capaces» de lograr la designación sino también «trascender», En este punto, destacó la importancia de que la cultura del vino se «enraíce» en los jóvenes, con «moderación y responsabilidad», para que «sepan lo que es el vino, lo que supone y cuanto puede ser de beneficioso para una ciudad, una provincia y una región como Castilla y León».
Innovación y calidad.

El potencial vitivinícola ha convertido al sector en un puntal básico en la economía de la Comunidad con más de 1.000 millones de cifra de negocio, con exportaciones por encima de los 200 millones y 650 bodegas asentadas en el medio rural.
La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural apuesta de manera decidida por afianzar en los mercados nacionales e internacionales el posicionamiento de Castilla y León como productora de vinos de calidad y su comercialización. En concreto, Tierra de Sabor apoya a las empresas en esta promoción y ya son unos 900 los vinos con la garantía del ‘corazón amarillo’.