La Junta estudia reducir el horario de tres oficinas veterinarias de la provincia

Ana Agustín
-

El secretario general de la Consejería de Ganadería de la Junta aseguró que no se cerrará ninguna de las 13 unidades existentes, aunque las de Candeleda, Navaluenga y Las Navas podrían no abrir todos los días de la semana

Reunión por la reordenación de la estructura territorial de la Consejería de Agricultura y Ganadería. - Foto: David Castro

El secretario General de la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León, Juan Zapatera, ha reunido este jueves a los alcaldes  de Las Navas del Marqués, Candeleda y Navaluenga, municipios afectados en Ávila por el proyecto de reordenación de la estructura territorial de la Consejería de Agricultura y Ganadería, para informarles sobre el mismo.


«Se trata de un proyecto que afecta fundamentalmente a las unidades veterinarias porque se ha hecho pensando en los ganaderos y, más específicamente, en la sanidad de la cabaña ganadera de Castilla y León», ha advertido el secretario general, quien ha sido categórico al manifestar que «no se va a cerrar ninguna unidad veterinaria», sino que se organizarán los horarios de acuerdo a las necesidades reales. Los que sí disminuirán serán los ámbitos territoriales.


En el caso de Ávila, la provincia seguirá manteniendo las 13 oficinas veterinarias actuales aunque pasará a tener 10 ámbitos territoriales. De tal modo, se fusionarán los ámbitos de Las Navas del Marqués con Cebreros, Candeleda con Arenas de San Pedro y Navaluenga con El Barraco, lo que hace suponer que, aunque las oficinas físicas se mantendrán en todos estos municipios, los días de apertura de las mismas y los horarios «se ordenarán», en aras a una racionalización de los recursos.
Por otro lado, Juan Zapatero ha confirmado también que se mantendrán todas las plazas de veterinarios que hay en la provincia en el momento actual, un total de 40.    En toda Castilla y León hay 302 plazas de veterinarios, cubiertas todas ellas «y eso va a seguir siendo así», asegurando que el proceso no supondrá la amortización de ninguna plaza.