"Me interesa todo lo que tenga que ver con el alma humana"

Mayte Rodríguez
-

La actriz Adriana Ozores ofreció este sábado una ponencia junto al también intérprete Abdelatif Hwider en el Cites, en el marco del X Congreso de Antropología, Psicología y Espirutalidad

"Me interesa todo lo que tenga que ver con el alma humana"

Dos actores convertidos en conferenciantes para ofrecer «una propuesta distinta» en torno al ‘Acompañamiento en la muerte y en el dolor’. Es el argumento de la historia que este sábado protagonizaron y dirigieron Adriana Ozores y Abdelatif Hwider, en la que ambos se interpetaron a sí mismos y eso implicaba «no partir de la erudición, sino de la experiencia, de la vivencia, de la emoción», explicaba el actor en conversación con esta Redacción. Ambos comparten la idea de que «la expresión artística es una manera magnífica de acompañar en procesos complicados» como el dolor y la muerte, que es precisamente el tema que aborda el X Congreso de Antropología, Psicología y Espiritualidad que se celebra estos días en el Cites-Universidad de la Mística.

Y agradecen la oportunidad de colocarse en un lugar que no es el suyo pero que, en el fondo, tampoco es ajeno a su labor profesional. Ella asegura que la «interesa todo lo que tenga que ver con el alma humana porque» los actores «nos dedicamos a eso, es nuestra materia prima absolutamente». Él confiesa que «es una maravilla mpezar a integrar diferentes universos» porque, en el fondo, «está en el corazón de lo que hacemos» quienes se ponen en la piel de otros personajes para contar historias en las que palpita la vida. También la muerte.

Precisamente, su ponencia arrancó con la proyección del cortometraje ‘Alumbramiento’, de Eduardo Chapero Jackson, «que trata sobre la muerte y las distintas formas de asumirla». En un segundo momento de la ponencia, Adriana Ozores y Abdelatif Hwider explicaron que la encarnación de un personaje por parte de un artista se realiza tanto a nivel intelectual como emocional, físico e incluso en un diálogo inconsciente. Su intervención continuó con la lectura del texto ‘Una voz humana’, incluido en ‘Voces de Chernóbil’ de Svetlana Aleksievich, donde se mezclan el dolor, el sufrimiento, el gozo y el amor. Para finalizar la ponencia hubo una lectura e interpretación en árabe y en castellano de poemas de Khalil Gibran e Ibn Arabi. En el fondo, el arte como herramienta de catarsis del dolor.

"Me interesa todo lo que tenga que ver con el alma humana"

Durante su intervención fue constante el intercambio de reflexiones con los asistentes, que era precisamente el único condicionante que ambos actores que habían puesto precisamente porque ambos coinciden en que «es tan creador el que está sentado como el propio actor», explicaba Adriana Ozores, empeñada en «transmitir» la necesidad de «cambiar la idea preconcebida que tenemos de que el espectador ha de tener una actitud pasiva ante el arte, ... Y no es verdad, es una actitud totalmente activa, llena de emociones, de imágenes, está formando parte del hecho artístico», defiende la actriz. En esa misma línea se expresaba el actor, guionista y director, para el que «lo bonito es ese diálogo, no una yuxtaposición de monólogos».