La Feria del Libro Antiguo vuelve al Paseo del Rastro

D.C
-

Alrededor de 25.000 títulos de todas las temáticas, la mayoría a precios muy asequibles, se ofrecen de la mano de cuatro librerías de Castilla y León hasta el día 26 de mayo

La Feria del Libro Antiguo vuelve al Paseo del Rastro - Foto: David Castro

Como cada año por estas fechas, a modo de aplazado pero siempre agradecido epílogo de la conmemoración del Día del Libro, se celebra en la capital abulense una nueva edición de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión que organiza la asociación Alvacal con la colaboración del Ayuntamiento, una cita con miles de títulos de todas las temáticas a precios muy interesantes que ayer abrió sus puertas en el Paseo del Rastro, espacio en donde continuará ofreciendo su oferta hasta el día 26 de mayo. El horario de apertura de las casetas, diario, es de 11,00 a 14,00 y de 17,00 a 21,00 horas, con la posibilidad de ampliar algunos días si se considerase oportuno.
Rafael Moral, vicepresidente de Alvacal, informó que este año vuelven a ser cuatro las librerías que participan en esta feria que cumple su XXVI edición –Valdezate, Libros del Reino Secreto, Alvacal y Cajón Desastre–, una cita en la que se ofertan al público alrededor de 25.000 títulos de todas las temáticas y con precios para todos los bolsillos.
Las expectativas de las librerías participantes, añadió Moral, «no son muy ambiciosas, aspiramos a conservar y asentar lo que hemos conseguido en estos años en esta ciudad, en la que contamos con un público fiel». Confiando también en que «el tiempo nos respete», los organizadores de la feria invitaron a los abulenses y turistas a que paseen estos días por el Rastro para ver la oferta que allí han desplegado «y para que vayan a ver qué encuentran además de a buscar cosas concretas».
Sonsoles Sánchez-Reyes, teniente de alcalde de Cultura, afirmó que «es un placer inaugurar un año más la Feria del Libro y de ocasión de la mano de Alvacal, porque nos encanta que 26 años después siga siendo una de las ferias favoritas de los abulenses», una cita que además «ya lleva unas cuantas ediciones en el Paseo del Rastro, un lugar privilegiado».
La feria, añadió, «es una oportunidad única para dejar que algunos libros encuentren su lector, y por eso animo siempre a los abulenses a que vengan aquí no buscando un libro concreto ni una idea preconcebida sino todo lo contrario, para dejarse sorprender, para conseguir que estos libros tengan una segunda vida porque hay títulos para todo tipo de edades y gustos, y lo que puede encontrarse siempre es algo que uno no esperaba».