Víctor Rodríguez ya sabe lo que es ganar en Supersports 300

A.S.G.
-

Víctor Rodríguez, que por momentos vivió con temor la posibilidad de un 2020 sin competir, lograba este sábado su primer triunfo en el Campeonato del Mundo de Supersports 300 en Motorland

«Por una cosa u otra, parecía que no volvería a correr»

Detrás de la mascarilla esboza una sonrisa, la de quien ha conseguido volver a subirse a una moto, quien de nuevo ha vuelto a la competición haciendo lo que más le gusta y, por qué no decirlo, quien ya tiene su primera victoria. No es por menos que Víctor Rodríguez, el joven piloto de Piedralaves, mire a lo que queda de la temporada 2020-21 como un regalo por encima de los resultados que pueda conseguir. «En la próxima podemos acabar en el puesto 20». Importa el resultado, no lo niega, pero por encima de todo está el hecho de que el joven piloto de Piedralaves vuelve a competir. Y hay que ponerlo de relieve después de todo lo acontecido en 2020 en el que al COVID-19 se unió la expulsión de su equipo, el Team 2R Racing, del Mundial. «Fue un momento complicado». De nuevo readmitido, queda en anécdota.
La 2020 se presentaba como un año clave para el piloto abulense. Tras un 2018 de ensueño en el que se proclamó campeón del BSB y subcampeón de la European Talent Cup, 2019 fue para olvidar. Precisamente este mes de agosto «se cumplía un año sin correr, sin hacer una carrera» recuerda el abulense, estos días de nuevo en Motorland en la cuarta parada del Mundial Supersports 300. Por estas fechas en 2019 el abulense ya se había quedado sin ‘su’ moto en el Mundial Júnior de Moto 3 por falta de apoyos económicos mientras que en el Campeonato Británico de Velocidad –BSB– veía cómo su equipo echaba el cierre cuando Víctor se disponía a regresar tras una lesión en la mano. Ydespués de todo aquello, esto. Primero el COVID-19, después la expulsión del 2R Racing... «Parecía que por una cosa o por otra no iba a volver» reconoce haber pensado. Ya está de nuevo en pista.
Se perdió las citas de Jerez y Portimao. Cuatro carreras en total. «No dejé en ningún momento de entrenar. Este regreso no me ha cogido en baja forma» reconocía tras su primer paso por Motorland, donde firmaba dos ‘top-10’ en sus primeras dos carreras con una octava y décima posición. «Es una categoría nueva. Durante este tiempo bajé a ver las carreras, estudiar los pilotos, los estilos, la conducción...» explica Víctor Rodríguez mientras duraba la sanción al equipo y que fue levantada por Dorna, organizador del Mundial. «Parecía que iba a ser imposible» pero finalmente regresaron –«volver con el mismo equipo, la misma moto, que ya conozco, era positivo»– a un campeonato en el que sabe que tendrá que dar lo mejor de sí.    
«He notado más presión en este regreso que cuando iba a ser el principio del Mundial. Antes de que pasara todo era el rookie, nadie me conocía, no había la obligación de hacerlo bien. Ahora ya no. Ahora hay que destacar para poder seguir». Tras su primera puesta en escena llamaba a la calma el abulense. «Debutar con dos ‘top-ten’ es genial –valoraba antes de la conclusión del presente fin de semana– más cuando te enfrentas a pilotos con más experiencia y que ya suman cuatro carreras este campeonato. El objetivo es estar delante, si puedo acabar en podio mucho mejor pero apenas llevo un par de carreras, unos cuantos test... Me gustaría estar siempre delante pero a veces no se puede». Y en la carrera de este sábado no sólo pudo estar delante sino que Víctor Rodríguez firmaba su primera victoria en el Mundial Supersport 300 al imponerse en la primera carrera del fin de semana en Motorland pese a salir en el puesto 30º.