Ávila perderá entre un 25 y un 30% de población hasta 2050

M.M.G.
-
Ávila perderá entre un 25 y un 30% de población hasta 2050

La Universidad Católica de Ávila presenta un informe de evolución poblacional cuya principal conclusión pasa porque Castilla y León se encuentra en una situación de emergencia demográfica

Castilla y León en general, y Ávila en particular, perderán entre un 25 y un 30 por ciento de población de aquí a 2050. Ésta es la principal /y demoledora) conclusión que se obtiene del informe de evolución demográfica que Beatriz Sánchez, doctora en Economía y profesora de la Universidad Católica de Ávila, presentó este viernes al amaro de la III Jornada Grandes Retos del Medio Rural, que en esta ocasión se ha centrado en ‘Despoblación y Política Agraria Común’.
«Es un estudio no tanto de proyección de población», comenzó a explicar la doctora, «sino que proyectamos el movimiento natural de la población». Se refería a la proyección de nacimientos y defunciones desde el momento actual (los primeros datos son de enero de 2018) hasta 2050. «Se han generado datos de todos los municipios de Castilla y León, año por año, por edades, sexos y en grupos quinquenales», abundó Sánchez en la organización d su estudio.
Un estudio en el que, quiso dejar claro, no se han tenido en cuenta los flujos migratorios. Así, y tras el estudio de todos esos datos, el analásis lleva a la conclusión de que «en caso de que los flujos migratorios, que no se tienen en cuenta en el modelo, no vengan a solucionar la situación de despoblación que hay actualmente y en caso de que las tasas de fecundidad que hemos proyectado en el estudio se mantengan estables, lo que va a suceder es que a nivel regional se va a perder en torno a un 25-30 por ciento de la población».
Este estudio, tan actual ahora que se habla tanto de ‘la España vacía’, también refleja la tasa de envejecimiento, o lo que es lo mismo, el porcentaje de mayores de 65 años que habrá en 2050. «Estará por encima del 30-35 por ciento», adelantó la doctora en Economía, «lo que son cifras alarmantes que nos llevan a la conclusión de que Castilla y León está en una situación de emergencia demográfica».