Iniciado el trámite de cuatro líneas de ayudas para empleo

SPC
-

La Consejería de Empleo e Industria publica en el Bocyl las bases reguladoras de las subvenciones pactadas en el Diálogo Social en marzo

Factoría de Montaje de Motores Valladolid. - Foto: Ical

La Junta de Castilla y León publica hoy las bases reguladoras de cuatro líneas de ayudas, que se convocarán posteriormente, para la protección de desempleados y para fomentar la contratación y el emprendimiento tras la crisis sanitaria del coronavirus. Estas subvenciones se enmarcan en el plan de medidas extraordinarias pactado con los agentes del Diálogo Social a finales de marzo.

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publica hoy cuatro órdenes de la Consejería de Empleo e Industria, como recoge Ical. La primera establece las bases reguladoras de las subvenciones, cofinanciadas por el Fondo Social Europeo, destinadas a fomentar el autoempleo de los trabajadores desempleados que hayan perdido su empleo desde el inicio de la declaración del estado de alarma.

La segunda regula las bases de las subvenciones dirigidas a incentivar en la Comunidad la contratación de trabajadores que por su edad tienen mayores dificultades de acceso al mercado laboral y hayan sido despedidos o provengan de empresas que han cerrado por causa de la covid-19.

La tercera línea está dirigida a apoyar el aumento de plantilla de las empresas que han tenido que incrementar su producción con motivo de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, mientras que la cuarta, se refiere a las subvenciones, cofinanciadas por el Fondo Social Europeo, dirigidas al fomento del empleo estable por cuenta ajena de los trabajadores desempleados.

“El Gobierno de Castilla y León tiene que sumarse a la lucha por contener el impacto económico de la crisis sanitaria, por mantener el empleo, proteger a las personas trabajadoras y a las desempleadas, y por generar confianza en las empresas para el desarrollo de su actividad productiva”, argumentó la Junta en las órdenes publicadas.

Para ello, y desde el comienzo de esta crisis sanitaria, la Junta aseguró que ha mantenido contacto permanente con los agentes económicos y sociales de la Comunidad y ha acordado con ellos un Plan de medidas extraordinarias destinadas a ofrecer un marco de protección a los trabajadores, autónomos, empresas, familias y personas vulnerables ante la crisis originada por el Covid-19, cuya firma tuvo lugar el día 25 de marzo de 2020.

Este documento, argumentó el Ejecutivo autonómico, contempla compensaciones para afectados por ERTEs, subvenciones a desempleados, incentivos para facilitar la conciliación, y también subvenciones para que subvenciones a desempleados, incentivos para facilitar la conciliación, y también para que los autónomos recuperen su actividad o emprendan un nuevo negocio tras la crisis sanitaria.