Ya queda menos

I.C.J.
-

La plaza Teniente Arévalo comienza a adornarse para su próxima inauguración. Las zonas verdes empiezan a hacerse notar

Ya queda menos - Foto: David Castro

Poco a poco, parece que la obra de la céntrica plaza Teniente Arévalo llega a su fin. Ayer mismo cualquier persona que  tenga costumbre de pasear por la zona se pudo dar cuenta de que hay novedades, tales como que los prometidos espacios verdes, ahora ya sí, comienzan a hacerse visibles en las zonas acotadas para ellos.
Se suman a la zona de parque infantil, a los bancos... y lucirán a futuro también junto a la nueva estatua dedicada al compositor Tomás Luis de Victoria.
Cabe recordar que los primeros pasos para la remodelación de la plaza Teniente Arévalo se dieron tras las vacaciones de Semana Santa y el Puente de Mayo del año pasado. Los plazos iniciales hablaban de seis meses, aunque está claro que han sufrido un retraso importante. 

Se trataba de transformar un espacio muy transitado y para ello se adjudicaron los trabajos en una partida algo superior a los 430.000 euros. Fue en la anterior legislatura, con el gobierno del PP y la intención era que supusiera un cambio total del enclave, con nuevas zonas de césped, un  parque infantil, bancos, arbolado e iluminación, con mezcla de materiales de granito, madera y acero cortén.
También se preveía una «zona contemplativa, la más cercana a la iglesia de San Ignacio de Loyola con más vegetación y donde se utiliza más madera, y otra algo más dinámica, en la parte superior». La reforma integral afectará a una superficie de alrededor de 1.900 metros cuadrados, que será complemente accesible. 
Ahora ya se contemplan nuevos adornos en los espacios verdes que había que recuperar puesto que para remodelar se tuvo que retirar el arbolado que había (y que sería trasplantado a otra zona). Toda vez se finiquite lucirá los nuevos que ayer comenzaron a hacerse visibles.