scorecardresearch

El triunfo en el mundo de la ganadería española

Belén Delgado (EFE)
-

El peso del sector cárnico en el comercio exterior del país, junto a la venta de animales vivos y productos derivados de ellos, no ha parado de crecer en los últimos años hasta superar los 9.000 millones en 2020

Más de 32.900 toneladas de vacuno de España fueron adquiridas por estados extranjeros hasta noviembre de 2021. - Foto: Carlos Luján (Europa Press)

Las polémicas palabras del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre las macrogranjas han puesto el foco en las exportaciones de productos cárnicos, un sector de peso en el comercio exterior de España que ha aumentado su valor en los últimos años, hasta superar los 9.000 millones de euros en 2020.

En una reciente entrevista al diario británico The Guardian, Garzón defendía que la ganadería extensiva es «ecológicamente sostenible», a diferencia de las macrogranjas, que «contaminan» y exportan carne «de peor calidad».

A la cascada de reacciones llegó incluso a sumarse el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que sin querer alimentar la controversia sí lamentado la puesta en tela de juicio de un sector que «produce una carne de extraordinaria calidad» y sigue los máximos estándares de la normativa española y europea.

En el debate político entraron así las exportaciones de productos cárnicos, que en 2020 dieron el mayor impulso a las ventas de alimentación, bebidas y tabaco en el exterior, el único sector que contribuyó de manera positiva al conjunto de las exportaciones españolas junto con el de otras mercancías.

Balanza comercial positiva

Según los datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, las exportaciones cárnicas no han parado de incrementarse en los últimos ejercicios, hasta alcanzar los 9.842,5 millones de euros en 2020, lo que representa un 20% de las ventas agroalimentarias.

Especial relevancia han tenido los envíos de porcino a China, aunque en el último año el gigante asiático ha reducido el ritmo de sus importaciones después de superar su episodio más duro de peste porcina africana.

Entre enero y octubre de 2021, las exportaciones de productos cárnicos aumentaron el 6,5% en tasa interanual, hasta los 8.532,5 millones de euros (el 3,3% del total de las ventas de España al exterior), arrojando de este modo un superávit de 6.704,8 millones, el 5,8% más que en el mismo período del ejercicio anterior.

Sin tener en cuenta los envíos dentro del mercado común de la Unión Europea, dirigidos sobre todo a Francia, Portugal e Italia, las estadísticas de comercio exterior de animales y productos de origen animal del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) reflejaron un alza del 26% anual del volumen de dichas exportaciones en los 11 primeros meses de 2021.

En total, las ventas de esos productos animales sumaron 5,15 millones de toneladas hasta el pasado noviembre, entre las que destacan las partidas relativas a la alimentación animal, con 2,27 millones de toneladas (+40% anual), y a las carnes y preparaciones, con 2,01 millones (+14%).

Por tipos de carne, el porcino acumuló 1,8 millones de toneladas exportadas, lo que supone un crecimiento anual del 13%; seguido de las aves, con 96.421 toneladas (+27%); el vacuno, con 32.909 toneladas (+13%); el ovino y el caprino, con 17.475 toneladas (+23%); y otro tipo de carnes, con 68.956 toneladas (+40%).

Destinos diversificados

Las carnes nacionales y sus preparaciones se vendieron sobre todo a China, que compró 1,22 millones de toneladas entre enero y noviembre del año pasado, y fue el líder absoluto de las adquisiciones de porcino español, tras importar 1,20 millones de toneladas.

A mayor distancia se situaron otros importadores asiáticos como Filipinas, Japón y Corea del Sur, cada uno de ellos con volúmenes superiores a las 100.000 toneladas, mientras que Gran Bretaña fue el quinto destino de exportación de carne española, con una cifra de 65.156 toneladas.

La lista de los 10 principales receptores la completan Sudáfrica, Taiwán, México, Hong Kong y Serbia, aunque la clasificación por países varía mucho en función de la clase de mercancía y del año.

Por ejemplo, entre los importadores de aves en 2021 destacaron países africanos como Sudáfrica, Benín o Guinea; y en el vacuno, otros como Indonesia, Costa de Marfil, Canadá o Vietnam.

Además de su interés por los animales vivos procedentes del territorio nacional, los estados árabes fueron los mayores compradores de carne de ovino y caprino, en concreto Catar, Emiratos Árabes Unidos, Omán y Arabia Saudí, según las estadísticas del MAPA.

España no se limita a exportar carnes y animales, sino que también tiene un importante mercado en el exterior para piensos, pescados, grasas, lácteos, huevos, productos de apicultura, lanas, pieles, cueros, productos farmacéuticos, preparados alimenticios, abonos y productos químicos, entre otros.