Un calendario que no ayuda

A.S.G.
-

Tras la jornada de descanso el Real Ávila vuelve a escena a seis puntos de la zona de playoffs. Numancia B, en el Adolfo Suárez, y Zamora, en el Ruta de la Plata, examinarán a los de Jonathan Prado en las próximas semanas

Un calendario que no ayuda - Foto: Belén González

Cinco jornadas disputadas, la sexta por delante y ya se habla de examen para el Real Ávila. Queda tiempo para que pueda pasar de todo, pero los cinco puntos en el casillero y una jornada de descanso en un momento más bien inoportuno han llevado al equipo del Adolfo Suárez a mirar a futuro con la necesidad de los tres puntos como la única salida posible al embrollo en el que se han metido los encarnados tras un arranque que nadie esperaba.
Los empates ante el RealBurgos (1-1) y Júpiter Leonesa B (1-1) pillaron a todos con el pie cambiado.Y aunque se ganó alBecerril, la derrota (4-2) ante el Atlético Astorga encendió las luces de alarma en el Adolfo Suárez antes de lo esperado. Eran los resultados pero también era el fútbol. La idea de que el equipo no ha terminado de arrancar se ha instalado fuera y dentro del equipo, donde era el propio entrenador, JonathanPrado, el que tras la derrota en la Eragudina  advertía de que la sensación era que «no terminamos de mejorar».Se hablaba de control, de dominio de los momentos claves de los partidos... Se habla de «mejorar las sensaciones en todas las fases del juego».
Pese a la jornada de descanso, ha seguido trabajando el equipo estos días.Hoy regresan de nuevo a los entrenamientos tras un fin de semana en el que, si bien con un partido menos en su casillero, la clasificación coloca a los encarnados más cerca de la zona baja que de la alta. Seis puntos separan a los abulenses de la cuarta plaza que en estos momentos ocupa el Burgos Promesas; diez son los que le distancian de unSalamanca B que es líder con cinco triunfos consecutivos; y en medio Numancia B y Zamora, ambos, rivales en las próximas semanas de los encarnados. «El calendario no ayuda» miran desde los despachos del Adolfo Suárez, donde son muy conscientes de que en estos momentos el equipo necesita de un buen resultado para levantar el vuelo y el ánimo.
Se mira en especial al partido de este domingo –17,00 horas– ante el Numancia B.Partido en casa, rival de nivel y una oportunidad parar demostrarse que el equipo puede volver a la senda que todos esperan. Y confían para ello en el vestuario que se ha formado este curso. Ya en el empate ante el RealBurgos fueron los propios jugadores los que asumieron un mensaje de autocrítica ante la necesidad de cambiar la inercia. «Ellos mismos son conscientes de lo que se está haciendo mal» se apunta desde el club, donde esperan dar la vuelta a la situación.Porque un escenario negativo ante el Numancia B y el Zamora colocaría la temporada en un puntos delicado, pese a todo lo que aún queda por delante.