El alcalde exige a Renfe medidas para mejorar el servicio

L.C.S
-

«Es inadmisible que por segunda vez en menos de una semana el tren de las 5,55 horas vuelva a quedarse en tierra», dice Sánchez Cabrera

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha demandado a Renfe una solución por los continuos retrasos que sufren los usuarios del tren y la obsolescencia del material, que sufre averías y, por lo tanto, nuevos retrasos. Según informa el Ayuntamiento de Ávila mediante una nota de prensa, «el regidor abulense ha realizado esta petición a raíz de las últimas quejas recibidas no sólo por los viajeros a Valladolid sino también por los que se desplazan a diario a Madrid». El último caso, apuntan fuentes municipales, se ha dado en la jornada de este lunes cuando en el primer tren a Madrid, que parte de Ávila a las 5,55 horas (tren número 18920) no ha podido salir por avería. «Los usuarios, según han comunicado, han tenido que esperar al siguiente tren, de las 6.30 horas, o bien elegir la opción de marcharse en autobús o en su propio vehículo, con el consiguiente retraso que esta situación supone en la llegada a su destino», apuntan desde el Ayuntamiento, por lo que «ante esta situación, que también se produjo el pasado martes 10 de septiembre, el regidor abulense ha demandado que Renfe tome cartas en el asunto y ha exigido una solución para que este tipo de situaciones deje de producirse».
El propio Sánchez Cabrera se ha referido a esta situación ante la prensa asegurando que «es inadmisible que por segunda vez en menos de una semana el tren de las 5,55 vuelva a quedarse en tierra y todos los viajeros que marchan a Madrid. Esta mañana (por ayer) eran los viajeros que se ponían en contacto con el Ayuntamiento para transmitirnos esas quejas. Nos hacemos partícipes de las mismas y lo que hacemos desde el Ayuntamiento es exigir a Renfe que tome medidas».
averías. «Entiendo», ha continuado diciendo el alcalde «que el material pueda tener averías, obviamente, es normal, pero lo que no puede ser es que en una semana tenga dos averías el mismo tren. Esta historia se repite con cierta asiduidad y le pido a Renfe que tome medidas», también en la línea a Valladolid, porque son muchas las quejas de viajeros que se están recibiendo».
Sánchez Cabrera comprende que «hoy en día la inversión se esté centrando en las líneas AVE, pero hay ciudades que por desgracia, por decisiones políticas de gobiernos han decidido que no tenga AVE y por lo tanto lo único que tenemos es una línea convencional y lo que les pido es que al menos respeten los horarios y unos trenes adecuados para dar servicio a los viajeros que todos los días se trasladan de Ávila a Madrid, Valladolid y Salamanca».