"Me voy con la sensación de que ya lo he dado todo"

L.C.S
-
"Me voy con la sensación de que ya lo he dado todo"

Jacqueline Martín disputó en Cáceres su última carrera como atleta de élite recibiendo el reconocimiento de todo el mundo de un deporte que valora su esfuerzo y dedicación

Ovacionada por el público, arropada por sus familiares y amigos, reconocida por sus rivales, homenajeada por sus compañeros y con el cariño y agradecimiento de todo el mundo del atletismo. De esta manera se despidió  Jacqueline Martín de su carrera como atleta de élite, en el Campeonato de España de Cross celebrado en Cáceres, de donde salió, además, campeona de España por federaciones conCastilla y León. 
Despedida desde el podio en una ciudad que cierra el círculo de su vida deportiva al máximo nivel competitivo porque fue en esta localidad extremeña en donde compitió por primera vez en un Campeonato de España.
Cinco veces campeona de España en varias categorías individual, unas cuentas más  de clubes, 14 participaciones en Campeonatos del Mundo y 8 en Campeonatos de Europa..., un balance deportivo que ni siquiera se le pasaba por la cabeza a aquella cría de 10 años que comenzó a practicar el atletismo como una actividad extraescolar, entrenando dos días por semana, y que finalmente se convirtió en su pasión y también en su profesión, y al que sabe que seguirá ligada de alguna manera porque, como ella dice, «el deporte es maravilloso».
«Me centré tanto en la competición que me olvidé de todo lo que estaba pasando a mi alrededor, que era muy bonito, pero en los últimos metros, cuando ya vi que no tenía que luchar con nadie más, sí disfruté saludando al público y sabiendo que  ya nunca más iba a cruzar la meta ni de un cross ni de un Campeonato de España, y se me vino a la mente muchas cosas». Esto es lo que pasó por la cabeza de Jacqueline Martín (44 años) cuando cruzó la línea de meta del Nacional de Cáceres, que no ha sido, ni mucho menos, una carrera más , «yo sabía que me retiraba el 10 de marzo, pero hasta el viernes pasado no he sido consciente de que esto se había acabado, y he pasado emocionada todo el fin de semana recordando campeonatos, competiciones, pensando que mi entrenador no me iba a volver a dar un plan de entrenamiento y ha sido todo muy emotivo...»
Martín se ha visto desbordada en ocasiones con todo lo que ha vivido este pasado fin de semana, «no esperaba que fuera a ser así. Tuve mucho reconocimiento en el circuito por parte de la FederaciónEspañola de Atletismo, de Castilla y León, de entrenadores, de gente que me lleva viendo toda la vida, de organizadores de cross, de mi equipo, que me sorprendió en el circuito...ha sido increíble».
Si para todo el mundo que le ha acompañado en su trayectoria tiene palabras de agradecimiento, con su entrenador, Vicente Egido, se puede hablar de veneración, «tenemos una relación casi paternal. Es de mi familia. Llevo 30 años con él. Desde que tenía 14 años hasta hoy es el que me ha guiado. En la cámara de llamadas, un poquito antes de salir, le dije, «Vicente, es que esto se acaba, y me da mucha pena por ti», y me dijo que no me preocupara, que nos íbamos a seguir viendo y a seguir haciendo cosas porque el atletismo tiene otras cosas que hacer más allá de la pista, y me quedo con eso y con la tranquilidad de que las cosas se han hecho muy bien entre los dos. Sé que me va a llamar todos los días como lo ha hecho hasta ahora y alguna cosa le pediré para tenerle un poco activo porque él también cierra un ciclo conmigo, porque  ya sólo me entrenaba a mí».
más de 25 años. Además de las 25 temporadas compitiendo en categoría absoluta, en el momento de echar la vista atrás Jacqueline Martín se acuerda también de sus comienzos, «cuando empecé con 10 años a practicar atletismo», sin llegar a pensar, «nunca, nunca», que 34 años después se retiraba como atleta de élite con un palmarés envidiable.
«Echando la vista a atrás el otro día, yo nunca me he parado a pensar lo que estaba escrito de mi curriculum, y cuando me he dado cuenta de lo  que tengo, es cuando me he dado cuenta de lo difícil que ha sido aunque yo lo he hecho sin darme cuenta»,  analiza Martín, que destaca de su trayectoria,«la regularidad que he tenido. No vas a 14 mundiales de casualidad. Está muy bien ser campeona de España, pero el ir a tantos mundiales y a 8 europeos es porque tu carrera deportiva  ha sido muy regular y siempre has estado en el ‘top 5’ de las españolas. Y ahora pienso en esto y dices, pues sí que está bien y es importante. Muchas veces me lo han dicho en casa, que no soy consciente de lo que he hecho, y es verdad. Mira, el sábado iba paseando por Cáceres y me pararon dos personas que no conocía de nada para darme las gracias por todo lo que les había dado. Una me dijo que tenía una hija que corría en sub’20 y que me habían visto muchos años corriendo en el País Vasco y me agradecían que yo les hubiera dado algo de lo que no soy consciente. Yeso es muy emocionante. Yo no me siento tan importante, pero que te digan esas cosas, es muy bonito».
La atleta abulense ha tenido además la recompensa de despedirse desde lo más alto del podio, campeona por federaciones, algo que une a que hace 15 días se proclamaba también campeona de España de clubes con el FC Barcelona, lo que le lleva a pensar a que «parece mentira que haya tenido este final. Lo habrá hecho Dios o quién sea, pero en el último campeonato que voy a correr con el Barça somos campeonas de España y 15 días después campeona con Castilla y León. Irme de esta forma, ni en mis mejores sueños».
Y ahora, el vértigo del día después, de saber qué hacer una vez que se cierra una etapa tan larga e importante en su vida, pero que afronta con la tranquilidad de que «he estirado tanto la goma que no tengo pena por no volver a correr. Tengo la sensación de que ya lo he dado todo. El domingo cuando llegué a meta lo hice pensando en que ya lo había dado todo. Yo ya más no puedo correr. Como tengo la sensación de haberme vaciado tanto, no tengo la pena de pensar que el año que viene no voy a estar, no. Es que ya está. Cuando un deportista de élite toma la decisión de que se tiene que retirarse, porque llega el momento de ello, lo haces tan conscientemente que sabes que ahora tienes que afrontar la vida y el atletismo de otra forma».
Porque si algo tiene claro de su futuro, es que «voy a seguir ligada a este deporte. Siempre. De una forma u otra. A vivirlo de otra manera». Porque si alguien se lo ha ganado y merecido, es, sin duda, ella.