Sánchez homenajea a los exiliados españoles de la dictadura

SPC
-

El presidente honra en Argelès-sur-Mer, donde hubo un campo de refugiados nacionales tras la Guerra Civil, a quienes tuvieron que huir de su país y visita las tumbas de Azaña y Machado

Sánchez homenajea a los exiliados españoles de la dictadura - Foto: Fernando Calvo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidió ayer, en nombre del Estado, perdón al exilio español que abandonó el país tras la guerra civil. Un perdón que, admitió, llega «tarde y a deshora», pero «con el orgullo de recuperarlos para siempre». En las playas de Argelès-sur-Mer, que albergaron un campo de internamiento con unos 100.000 refugiados nacionales, Sánchez pronunció el discurso que puso fin a esta jornada de homenaje al exilio, en la que el presidente visitó las tumbas del último presidente de la República, Manuel Azaña, y del poeta Antonio Machado.
Un grupo de independentistas trató de boicotear el acto e interrumpirlo con gritos de protesta, a lo que respondieron muchos de los asistentes exigiendo que se callaran y gritando «Viva España». Finalmente, agentes de la Gendarmería francesa apartaron a este grupo y los alejaron del punto donde se realizaba el acto.