Sacyl confía en las medidas de fidelización de profesionales

SPC
-

Casado y Diego Moreno reeditan el "dúo Pimpinela" al exigir la consejera el pacto y el socialista criticar a unos políticos de "segunda"

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, durante la sesión plenaria en las Cortes. - Foto: Eduardo Margareto (Ical)

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, admitió hoy la marcha de profesionales a otros territorios, pero confió en que las medidas de fidelización den resultado. “Evidentemente, la gente se nos ha ido”, dijo después de que el socialista Diego Moreno asegurara que los sanitarios están “cansados” de esperar una mejora de las condiciones que nunca llegan en Castilla y León.

En el pleno de las Cortes, Verónica Casado y Diego Moreno reeditaron en la sesión de control al Ejecutivo del pleno de las Cortes el “dúo Pimpinela” al exigir la consejera a los socialistas que se sumen al pacto por la sanidad pública, y el procurador al criticar a unos políticos de “segunda”, que a su juicio están dejando una “sanidad de segunda” en la Comunidad.

En ese sentido, la titular de Sanidad explicó que el ratio de médicos es correcto en la Comunidad, pero señaló que es necesaria la reordenación, por lo que censuró las críticas de los socialista a iniciativas como la puesta en marcha en la comarca de Aliste (Zamora). También, negó que se encadenen contratos eventuales y defendió las medidas tomadas para fidelizar a los sanitarios.

Por el contrario, Diego Moreno criticó que las condiciones laborales no han mejorado en Castilla y León tras la crisis y preguntó a la consejera si quienes han sido parte “íntegra” del problema van a ser ahora la solución. También señaló que la Junta no ha actuado para revertir los recortes “brutales”.

La consejera destacó los concursos oposición convocados, con 1.000 plazas, a las que se suman otras 380 en diez especialidades, así como el concurso de traslados para cubrir los puestos vacantes donde se necesitan, así como los contratos “dos más uno” y de investigación. Además, destacó que se han incrementado las plazas MIR, también en los centros de salud rurales y los hospitales comarcales.

Sin embargo, el socialista denunció que la Junta tiene pendiente la aplicación de la jornada semanal de 35 horas, el desarrollo de la carrera profesional, al tiempo que sirve unas comidas “pésimas” a los profesionales de los servicios de emergencias y guardias. También recordó que están pendientes los incentivos para las plazas de difícil cobertura.

Finalmente, la consejera advirtió a los socialistas que no les están ayudando “nada” a tomar medidas para resolver los problemas de la sanidad pública, que defendió es una de las mejores de España y Europa y como ejemplo destacó la esperanza de vida.



Las más vistas