CCOO y UGT reclaman un "gran pacto de Comunidad"

SPC
-

CCOO y UGT suscriben una declaración con motivo del Día de la Comunidad en la que apuestan por un pacto fiscal "coyuntural" que permita ingresos para afrontar la nueva situación

Vicente Andrés y Faustino Temprano.

Los secretarios generales de CCOO y UGT en Castilla y León, Vicente Andrés y Faustino Temprano, reclamaron hoy un “gran pacto de Comunidad” entre la Junta, los grupos parlamentarios y los principales agentes económicos y sociales para la reconstrucción económica y social de la Autonomía tras la pandemia.

Ambos sindicatos suscribieron una declaración conjunta con motivo de la celebración del Día de la Comunidad mañana el 23 de abril, en la que abogan por la defensa de lo público y por la cohesión económica y territorial tras la crisis. En este sentido, advirtieron de que se necesitarán fondos e inversión, por lo que plantearon un pacto fiscal “coyuntural” para lograr ingresos que permitan esa reconstrucción y que “nadie se quede atrás”.

Temprano expuso que el reto es lograr una transición a modelos productivos “diferentes, innovadores y pujantes para el porvenir”. Asimismo, insistió en que hay que seguir apostando por lo público, por la sanidad, la educación y los servicios sociales, junto a la economía verde y circular, la industria 4.0 y el sector agrario y ganadero. “Nadie debe quedarse atrás este proceso”, dijo en declaraciones recogidas por Ical.

El dirigente sindical sentenció que para lograr esa reconstrucción debe haber más inversiones de dinero público, y para ello se necesitan impuestos. Al respecto, Vicente Andrés dejó claro que no pretenden una quiebra ideológica de los partidos conservadores, que apuestan por bajar impuestos, sino un acuerdo coyuntural para 2020 y 2021, que permita afrontar la situación porque “no hay una máquina de hacer billetes.

El líder de CCOO en la Comunidad recordó que “hay un descuadre en las cuentas” en un contexto en el que ya han cerrado 3.000 empresas y 32.000, la mitad del total, están paradas temporalmente. Andrés manifestó que el panorama económico es “muy difícil” y “todos debemos arrimar el hombro de forma progresiva y plantear un pacto autonómico que suponga mayores ingresos de forma excepcional, no estructural”·

El secretario autonómico de CCOO argumentó que “no vale el austericidio, ni el recorte, hay que combatir la crisis con inversión pública y para eso hace falta elevar los ingresos de forma importante”, para recordar, por ejemplo, el gravamen del 0,87 por ciento de las nóminas que estableció Alemania un año cuando se produjo la reunificación para cuadrar cuentas.

Vicente Andrés vaticinó que tras vencer a la pandemia “habrá un cambio en las formas de vivir, en el modelo productivo y las relaciones laborales, y abogó por actuar en tres grandes bloques, lo público, con la sanidad y el sistema de dependencia como prioritarios, y la reconstrucción económica y social. Al respecto, apeló a corregir el déficit de 1.000 millones de la sanidad pública, que se ha demostrado más necesaria que nunca; y lograr un acuerdo sobre el sistema que ampara a los 100.000 dependientes de la Comunidad, porque “no se ha demostrado útil en momentos de dificultad” y requiere de una actuación “urgente” en defensa de los mayores, que han “recibido un duro golpe” durante la pandemia.

Temprano profundizó en el mensaje y advirtió de que “las amputaciones” de los recursos públicos “deben quedar sepultadas en el pasado” y denunció los “graves desequilibrios” que han quedado patentes estos días, ya que “dependiendo de donde vivas se está pasando mejor o peor para superar la crisis”. “Lo vemos en la atención a los mayores y los dependientes y en los recursos que se les da a los empleados públicos para realizar su labor”, dijo. Unas diferencias, constató, fruto del “abandono y menosprecio injustificado por parte de los gobernantes de nuestra autonomía” durante los últimos 40 años.

Así, exigió una “nueva política, no para lo viejos tiempos, sino par los nuevos tiempos que se avecinan” y sentenció que “los moldes aplicados en épocas de crisis anteriores están oxidados y no servirán para solucionar los problemas de nuestra autonomía”.

“No vale aplicar las viejas políticas de la crisis financiera y del ladrillo; ni de recortes presupuestarios del Estado de bienestar social, la sanidad, la educación y los servios sociales”, sentenció. “Necesitamos una nueva fiscalidad que asegure los ingresos suficientes para la reconstrucción de la economía; una fiscalidad mucho más justa, destinada a un gasto social más necesario ahora que nunca. Debe seguir habiendo recursos frente la despoblación, los desequilibrios territoriales y la protección colectivos más vulnerables. En esta crisis no podemos dejar a ningún trabajador ni ciudadano atrás”, resumió

Temprano concluyó: “Esperemos que la Junta recoja el guante que le lanzamos y sea un gran pacto de la autonomía, porque necesitamos más que nunca la unidad y la solidaridad entre todos”, dijo, para recordar que en el marco del Diálogo Social han sido capaces de acordar en tiempos de crisis y de bonanza".