...y Ávila tuvo su propio museo de arte viviente

I.Camarero Jiménez
-

La alegría desbordante de los alumnos de sexto de Primaria y primero de la ESO del colegio Diocesano sirvió para frenar el molesto viento que acompañó su actividad bautizada con el sugerente título de 'Enmarcarte'

...y Ávila tuvo su propio museo de arte viviente - Foto: Ana I. Ramirez

El colegio Asunción Nuestra Señora, por todos conocidos como el ‘Dioce’ está de celebraciones, de jornadas de puertas abiertas que lo son hacia dentro, hacia las aulas, pero también hacia fuera. En este último contexto es en el que se ‘enmarca’, nunca mejor dicho, una actividad en la que llevan tiempo trabajando, codo con codo y especialmente, los alumnos de sexto de Primaria y primero de la ESO y  los profesores de Educación Artística, de plástica, de música. Se trataba de echarse a la calle y mostrar a la sociedad, a todo el que quisiera pararse a contemplarles, lo que han aprendido de algunos de los grandes autores del arte y de diferentes épocas además. Han estudiado obras de Da Vinci, de Goya, de El Greco, de Velázquez y un larguísimo etcétera. Las han conocido, las han entendido e incluso en el marco de la actividad desarrollada ayer, las han versionado para el público de a pie.
Una semana después del Carnaval, de alguna manera han vuelto a disfrazarse para dar vida a un proyecto bautizado como ‘Enmarcarte’ que lo que hace es dotar de vida a algunos de los cuadros más magníficos de la historia del arte. 
Usaron además las preciosas perspectivas que les brindaba la ciudad, aunque quizáeste martes algo menos por culpa del molesto viento, para inmortalizar nuevamente, con escenarios actuales, pero vestidos para la ocasión, estas grandes creaciones.
...y Ávila tuvo su propio museo de arte viviente...y Ávila tuvo su propio museo de arte viviente - Foto: Ana I. RamirezEn Ávila instalaron su propio museo de arte en movimiento, en su casco histórico y haciendo paradas en el Mercado Chico, la plaza de la Catedral, la Santa, la calle Reyes Católicos y un largo etcétera de escenarios más.
En sesión de mañana y tarde, más de 200 escolares apoyados en todo momento por sus profesores, en su mayor parte también ataviados para dar vida a esta iniciativa, disfrutaron e hicieron disfrutar de su buen trabajo. Por cierto que el centro escolar ha contado con la Federación de Comercio de Confae para desarrollar este acto cuyo fin es «dar a conocer las propuestas y estilo del centro educativo», en este caso proporcionando al centro de la ciudad un museo de arte que además fue viviente. 
Mañana y para seguir con esas puertas abiertas habrá un cuentacuentos y el viernes, un encuentro de antiguos alumnos y una fiesta. Por cierto y una vez que hemos hecho referencia a los artistas de fama mundial decir que la escenografía trajo a la ciudad, al mercado Chico  ‘La gallina ciega’ de Goya, o ‘La rendición de Breda’ (las famosas Lanzas) a la plaza de la Catedral, ‘La Escuela de Atenas’, se ubicó en la plaza de la Santa (el famoso cuadro de Rafael Sanzio). Tampoco pasaron desapercibidos ‘La joven de la perla’, de Johannes Vermeer, ‘El Grito’ de  Édvard Munch, ‘La última cena’ de Leonardo Da Vinci o ‘Las Meninas’ de Diego Velázquez.
El trabajo estaba claro que era multidisciplinar y en todo el recorrido no faltó amenizando la composición artística los acordes llegados desde el departamento de música.