Cuatro provincias se suman al programa 'Stem Talent Girl'

Ical
-
Presentación del programa 'Stem Talent Girl'. - Foto: Ical

El reto es promover el talento científico entre las estudiantes

Promover el talento científico entre las niñas y hacer aflorar en ellas vocaciones en las carreras STEM, es decir, aquellas relacionadas con Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas. Bajo esta premisa arrancó hace dos años en Burgos de la mano de la Fundación ASTI, el programa ‘Stem Talent Girl’, que este año, después de su implantación el curso pasado en Valladolid, llegará gracias al apoyo de la Junta a las provincias de Ávila, Segovia, León y Salamanca, por lo que podrá alcanzar a más de 600 niñas de la Comunidad.

Así lo anunció en Ávila la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, que presentó la segunda edición del programa en compañía del director de la Fundación ASTI, Roberto Ranz.

Ambas instituciones van de la mano en un proyecto al que se incorporó el año pasado la Junta y al que aportará 170.000 euros. "Queremos invitar a las niñas y adolescentes de la provincia a que se sumen a este proyecto", indicó García en relación a las jóvenes de Ávila, donde ya se han inscrito 63 niñas de once centros educativos de las que finalmente serán seleccionadas 30 para tomar parte de la primera de las tres fases en las que se estructura este proyecto.

El programa ‘Science for her’ está dirigido a la identificación de talento y el fomento de vocaciones STEM en alumnas de tercero y cuarto de Educación Secundaria. Para ello, el programa cuenta con diversas herramientas, como las impartición de masterclass (ocho en cada curso y en cada provincia) a cargo de "mujeres de primer nivel en el campo de la ciencia y la tecnología", como apuntó Ranz.

Asimismo, se programan sesiones de orientación académica y profesional, gracias a las cuales las chicas compartirán jornadas laborales con estas mujeres; talleres tecnológicos; y eventos de primer nivel en Castilla y León y Madrid, en los que las jóvenes entrarán en contacto con mujeres punteras en el campo científico y tecnológico.

El segundo nivel, continuación del primero, se basa en el programa ‘Mentor Women’ y ya está implantado en Burgos y Valladolid. "Aquí las alumnas eligen una mentora que les va a acompañar todo el curso", precisó Ranz, quien apuntó que en esta fase las alumnas deben preparar un trabajo de investigación. Y la tercera fase es el programa piloto ‘Real Work’, que llevará a las chicas a hacer prácticas reales en empresas de primera línea.

La la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades se mostró "orgullosa" de que el proyecto, que ya está en marcha en otras comunidades autónomas, tuviera su germen en Castilla y León. Un programa necesario porque, como comentó, del total de títulos universitarios, las mujeres tienen el 59 por ciento, pero sólo el tres por ciento corresponde a carreras STEM. García aseveró que también que por cada dos ingenieras hay ocho ingenieros.

"Las niñas siguen buscando trabajo en las carreras en las que la sensación de seguridad es mayor", consideró la consejera abulense, que recalcó la importancia de que las niñas se unan a estos estudios porque son los que, ha dicho, tienen más futuro profesional. "Las carreras STEM supondrán en menos de diez años el 50 por ciento de los empleos", dijo, por lo que  "las mujeres deben estar preparadas".

La consejera valoró muy positivamente los datos extraídos de los dos primeros años de vida del programa ‘Stem Talent Girl’, que hablan de que el cien por cien de las niñas que lo comenzaron siguen en él y que el 90 por ciento de las mismas ha optado por una carrera STEM.

Por último, recalcaron que la intención de la Fundación ASTI y la Junta de Castilla y León es que el programa llegue a todas las provincias de la región el curso que viene.