El plan Cogotas, un proyecto para 2021

L.C.S
-

Ayuntamiento de Ávila, Junta de Castilla y León y Acuaes escenificaron con la firma del convenio una obra de más de 8 millones de euros que asegurará el abastecimiento de agua a la capital

osé Luis Rivas como alcalde de Ávila, Juan Carlos Suárez Quiñones como representante de la Junta de Castilla y León desde su cargo de consejero de Fomento y Medio Ambiente, y María Rosa Cobo, directora general de Acuaes, rubricaron este viernes en la sala de banderas del Palacio de Los Verdugo el convenio que para la ejecución y explotación de las obras de aprovechamiento del embalse de Las Cogotas para el abastecimiento de agua potable a la ciudad de Ávila, calificado como un proyecto de Estado que se espera que entre en funcionamiento en verano de 2021 y con el que se asegurará la disponibilidad de agua para la ciudad gracias a los 60 hectómetros cúbicos de capacidad de Las Cogotas, por los 9 que suman los tres embalses que ahora abastecen a Ávila, Becerril (2), Fuentes Claras (1) y Serones (6).
Rivas se congratuló de una iniciativa, la más importante de todo el mandato municipal que está a punto de terminar, y que considera de «profundo calado» dada la magnitud de la inversión y de los trabajos, con una conducción de 7 kilómetros desde las Cogotas hasta Fuentes Claras. «Con esta obra queda garantizado el suministro de agua a Ávila» después de superar alguna dificultad «desde alguna administración», por lo que «nos sentimos muy agradecidos a Acuaes y al Ministerio de Fomento» y puso en valor el trabajo del teniente de alcalde de Servicios a la Ciudad, Héctor Palencia, «por liderar este proyecto junto a sus técnicos».
El alcalde concluyó comentando que «ya no tendremos que estar pendientes de las previsiones meteorológicas» para tener asegurado el agua, aunque sí expresó su deseo de que «llueva» hasta que la obra esté en funcionamiento.
El plan Cogotas, un proyecto para 2021El plan Cogotas, un proyecto para 2021 - Foto: Desde Acuaes su directora general aclaró que la puesta en marcha de este proyecto fue uno de los primeros requerimientos que recibió desde la dirección del Ministerio cuando tomó posesión del cargo, coincidiendo con José Luis Rivas de que «este es un proyecto de Estado, sí, de ahí su declaración de interés general y el hecho de que tanto el Gobierno anterior como el presente hayan apostado decididamente por él».
Cobo destacó que para que el convenio fuera una realidad han sido necesarios muchos trabajos «jurídicos, técnicos y financieros» que se han supero en un tiempo «récord» y con algunas fórmulas novedosas en los acuerdos que han permitido el acuerdo entre las tres administraciones implicadas, calificando de «ejemplo» la actuación de Junta, Ayuntamiento y Estado.
Tal y como comentó la directora general de Acuaes, las previsiones son que los trámites administrativos continúen a buen ritmo de tal manera que a finales de este mismo año se puedan licitar unos trabajos que tienen un plazo de ejecución de año y medio, por lo que la fecha que se apunta como previsible para que esta nueva infraestructura esté operativa «en verano del año 2021».
suárez quiñones. Por su parte, el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez Quiñones, mostró su satisfacción de que mediante este convenio se vaya a terminar con «los problemas de abastecimiento que una ciudad como Ávila, patrimonio de la Humanidad, tenía que solucionar».
El hecho de que el proyecto «haya superado un cambio político ratifica la voluntad de todas las partes implicadas en continuar adelante con el mismo», valoró Suárez Quiñones, quien destacó la importancia de su calificación como de «interés general» como una de las claves que ha posibilitado  la firma del convenio con el que «arranca una gran obra de la que todos podemos estar satisfechos».
El consejero destacó la subvención directa de 1,1 millones de euros que el Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León aprobó para financiar el coste de estas obras, que tendrán un montante total de 8,2 millones que serán cofinanciados por el Ayuntamiento de Ávila.
Según se informa desde la Junta de Castilla y León, la actuación prevista consiste, a grandes rasgos, en la construcción de una toma flotante de agua en el embalse de Las Cogotas para la captación e impulsión del agua y la instalación de una conducción mediante una tubería de 7 kilómetros de longitud que discurrirá enterrada por la orilla del embalse que permita la llegada del agua a una cámara de carga situada en la torre de toma existente en el embalse de Fuentes Claras. Desde esta se impulsará finalmente el agua hasta la ETAP.
La obra se completará con una nueva instalación eléctrica necesaria para dar suministro eléctrico a la estación de bombeo proyectada en la toma flotante, mediante nueva línea de media tensión de aproximadamente 1.300 metros de longitud, que será ejecutada de forma subterránea hasta llegar al centro de transformación. Como obra accesoria y solo durante la fase de construcción, se prevé la ejecución de caminos de acceso que tendrán una longitud aproximada de 1.350 metros y una anchura de 5 metros.