La criminalidad sube un 6,5% pero bajan los robos y hurtos

B.M
-

Los datos del Ministerio del Interior sobre el primer semestre del año indican el aumento de las infracciones penales, entre ellas las de tráfico de drogas y contra la libertad sexual

La criminalidad sube un 6,5% pero bajan los robos y hurtos - Foto: Antonio Bartolomé

El balance de criminalidad realizado por el Ministerio del Interior respecto a la primera mitad del año indica un incremento de las infracciones penales en Ávila, que suben un 6,5 por ciento, con bajada de robos y hurtos pero aumento de los delitos de tráfico de drogas y contra la libertad sexual.
Esta información, que se recoge con los datos de la Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía y cuerpos de seguridad autonómicos y locales, indican que en el caso de la provincia de Ávila entre enero y junio se cometieron 2.378 infracciones penales, con ese incremento del 6,5 por ciento respecto a las 2.232 del mismo periodo del año anterior.
Si se analizan las diferentes infracciones de tipo penal se ve que en los primeros seis meses del año no se ha cometido ningún homicidio, ni consumado ni en grado de tentativa, y se registra un secuestro. Estos son, de forma habitual, los delitos menos frecuentes en la provincia, es de suponer que teniendo en cuenta su gravedad.
Lo contrario sucede con hurtos y robos, que son las infracciones penales que cifras más altas tienen. En este caso se ve que en los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones se produce un descenso de más de un 20 por ciento al quedarse en 191 por los 239 del año pasado. De ellos 150 fueron robos con fuerza en domicilios, donde hubo una bajada de un 23,1 por ciento respecto al primer semestre del año anterior. A ellos se unen los ocho robos con violencia e intimidación del primer semestre de este año, con un descenso de casi un 58 por ciento respecto a los 19 de 2018.
En los hurtos también hay un descenso, aunque porcentualmente es menos acusado. Las cifras indican que en los seis primeros meses de este año se registraron 348 de estas infracciones. Esto se traduce en una bajada de un 5,4 por ciento ya que fueron 368 en el mismo periodo del año anterior.
Dentro de las infracciones en las que también se ve un reducción se encuentran las sustracciones de vehículos, con 15 este año y 18 el anterior, o los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria, que bajaron casi un 18 por ciento y se quedaron en 23.
En la parte de la criminalidad que se incrementó se encuentran los delitos contra la libertad e indemnidad sexual que se multiplicaron por dos al pasar de 11 a 22 en el primer semestre del año. De ellos ninguno fue una agresión sexual con penetración (el año pasado se registró uno de estos casos) en los seis primeros meses.
También suben los delitos de tráfico de drogas, que pasan de 14 a 17, mientras que el principal aumento está en el resto de infracciones penales, sin catalogar, donde la subida es de un 14,3 por ciento y se llega al número de 1.753, mientras que en los seis primeros meses del año anterior fueron 1.534.
en la capital. El aumento general de las infracciones penales en la provincia no tiene, sin embargo, su reflejo en la capital donde se registró un descenso de un 2,6 por ciento en el primer semestre del año con 685 de estas infracciones mientras que el año anterior fueron 703.
Destacan la bajada de los robos con violencia e intimidación, que pasan de 9 a 2, o las sustracciones de vehículos, de 12 a 6. Descienden también los hurtos un 19,6 por ciento quedándose en 144 entre enero y junio de este año, mientras que los robos con fuerza en domicilios establecimientos y otras instalaciones también bajan un 4,5 por ciento, con 21, uno menos que el pasado año. De ellos 16, en ambos años, fueron robos con fuerza en domicilios.
Aumentan, sin embargo, los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, pasan de 6 a 8 y aumentan a cuatro los delitos por tráfico de drogas.


Las más vistas