La ley entierra el proyecto del Adolfo Suárez

L.C.S
-

Al encontrarse el estadio en la calificada como «zona de flujo preferente», la Ley de Aguas impide desde 2016 la construcción de «nuevos centros deportivos»

La ley entierra el proyecto del Adolfo Suárez

El Reglamento del Dominio Público Hidráulico y la Ley de Aguas entierran el proyecto de remodelación del estadio municipal Adolfo Suárez para la construcción de una nueva ciudad deportiva en esa zona tal y como ha sido aprobado por la Comisión de Deportes del Ayuntamiento de Ávila, y sólo será posible si se modifica.
Esta es la principal conclusión derivada de la primera consulta que sobre este proyecto han realizado técnicos municipales con la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), que ha advertido que al estar el estadio municipal en una zona de flujo preferente, debe cumplir una serie de condiciones que obligan a la modificación de la idea inicial del Real Ávila.
La viabilidad del proyecto queda pendiente de una visita que técnicos de la CHD, en principio acompañados por su presidenta, Cristina Danés, realizarán en próximas fechas a la capital abulense, a petición del alcalde de Ávila, José Luis Rivas, para conocer in situ cuáles son las obras que están programadas y dónde.
La versión de la CHD acerca de la primera consulta recibida sobre este proyecto, y que coincide con la ofrecida en la mañana de este miércoles por el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Ávila, Pablo Luis Gómez, la misma se ha limitado a la presentación por parte de «dos técnicos del Ayuntamiento de Ávila, de un documento llamado Plan de Viabilidad de la Ciudad Deportiva del Real Ávila en la que se proponen una serie de actuaciones».
primera toma de contacto. Desde la CHD lo que se ha traslado en esta primera toma de contacto es que «la posibilidad de ampliación y remodelación del estadio debe evitar el aumento de la vulnerabilidad y de la inundabilidad para que el proyecto sea viable», a tiempo que se recuerda la obligación de «cumplir lo establecido en el artículo 9 ter del Reglamento del Dominio Público Hidráulico sobre limitaciones de uso en zonas de flujo preferente, evitando actividades con usos que incrementen la vulnerabilidad y la inundabilidad del entorno».
A partir de estas prescripciones iniciales apuntadas desde la Confederación, el Ayuntamiento pretende negociar con este organismo  las condiciones con las que sería posible la ejecución de un proyecto que se considera vital para el futuro del Real Ávila, tanto desde el Consistorio como desde, lógicamente, la entidad futbolística.
Desechando prácticamente la opción de otros terrenos que desde el año 2016 no se han podido encontrar para este proyecto, desde el Ayuntamiento se apunta a que éste sólo será posible si se atienden desde el club las modificaciones que se marquen desde la Confederación Hidrográfica del Duero, siempre que estás no impidan la rentabilidad económica que se busca con esta ciudad deportiva.