Ávila cuenta con un desfibrilador por cada 3.885 habitantes

E.Carretero
-
Ávila cuenta con un desfibrilador por cada 3.885 habitantes - Foto: Ana I. RamÁ­rez

De los más de 750 equipos de este tipo instalados en el conjunto de Castilla y León solo 41 se encuentran en Ávila, que es la segunda provincia menos cardioprotegida de la región

Ávila es la segunda provincia menos cardioprotegida de Castilla y León. Concretamente, la segunda de la región, por delante únicamente de Zamora, que cuenta con menos desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) de la región. De hecho, de los 758 equipos de estas características que existen en total en la comunidad solo 41 están en Ávila, según el Registro de desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) en espacios físicos disponible en el portal de Datos Abiertos de la Junta de Castilla y León que se actualiza diariamente.  Esto supone que Ávila cuenta con un desfibrilador por cada 3.885 habitantes, lo que es un porcentaje por encima de la ratio regional, que es de un equipo de este tipo por cada 3.180 habitantes. Así, y mientras Ávila es la segunda provincia de la región con menos equipos instalados de este tipo, si se tiene en cuenta la población es la cuarta de Castilla y León con la ratio más elevada, por detrás de León, donde hay un desfribilador por cada 5.655 habitantes;Salamanca, con uno por cada 4.965, y Zamora, donde existe uno por cada 4.718 habitantes. Por contra, la provincia más cardioprotegida es Soria donde existe un desfibrilador externo semiautomático por cada 1.768 habitantes. Le siguen Burgos, con un equipo de este tipo por cada 1.768 personas, y Segovia, donde la ratio es de uno por cada 1.790. Palencia, donde por cada 3.223 habitantes hay un DESA, y Valladolid, con uno por cada 3.717 completan la lista.    
En términos absolutos, por provincias, la que más equipos de este tipo tiene es Burgos, con 201 en total, seguida de Valladolid, donde hay instalados 140 desfibriladores externos semiautomáticos. Con 86 cuenta Segovia, 82 hay en León y 68 en Salamanca mientras que en Soria hay 53 y en Palencia medio centenar. Por detrás de los 41 de Ávila se sitúa Zamora, donde según datos del registro regional hay instalados 37 equipos de cardioprotección de este tipo.
Sin embargo, y pese a ser una de las provincias donde menos equipos de este tipo hay instalados, lo cierto es que Ávila ha hecho un importante esfuerzo en los últimos tiempos en materia de cardioprotección. No en vano, a finales de 2017 la provincia disponía únicamente de 27 desfibriladores externos semiautomáticos mientras que apenas un año después la cifra ha aumentado hasta los 41 actuales, lo que implica un incremento superior al 51,8 por ciento. De hecho, la instalación de estos equipos ha experimentado en Ávila en el último año un incremento mayor al registrado en el conjunto de Castilla y León donde en el último ejercicio la cifra se ha elevado un 8,44 por ciento.  
Al margen de los equipos de cardioprotección instalados, y según el último registro publicado por la Junta de Castilla y León, en este caso de finales de 2017, Ávila tiene contabilizadas siete empresas autorizadas para impartir formación sobre el manejo de estos equipos. No en vano, la instalación de desfibriladores semiautomáticos está condicionada a que haya personas  con formación específica para poder utilizarlos. En el conjunto de Castilla y León existen 82 empresas autorizadas para enseñar a manejar estos desfibriladores a personal no sanitario.
En cuanto a las autorizaciones para el uso del DESA por personal no sanitario, que caducan a los dos años, hasta finales de 2017 se habían concedido en Ávila un total de 1.553, cifra que teniendo en cuenta el incremento de equipos instalados en esta provincia desde esa fecha habrá aumentado de forma considerable. Mientras, en el conjunto de la Comunidad habían sido formados en la misma fecha 32.886 personas, según la información facilitada por la Consejería de Sanidad.