Jaume Lobo roza la perfección en Betanzos

Área 11
-

84
Betanzos
96
Ávila Auténtica
Finalizado
El Ávila Auténtica suma un nuevo triunfo liderado por el escolta catalán, que firmó 43 puntos

Jaume Lobo roza la perfección en Betanzos - Foto: David Castro

El Ávila Auténtica  Carrefour El Bulevar no cede en su lucha por meterse en la promoción de ascenso y con un Jaume Lobo estelar que se fue a los 43 puntos (8 de 12 en triples para 9 de 19 del equipo) se deshizo, no sin trabajo, de un serio Santo Domingo Betanzos que sólo se vería sorprendido en el tercer cuarto tras el descanso y por el catalán durante toda la tarde.
Salieron mejor los abulenses pues en los primeros compases los betanceiros además de sumar varias pérdidas se lo jugaron prácticamente todo sin éxito desde la línea de tres puntos y eso lo aprovechó su rival para colocar rápido el 0-4. Después los gallegos consiguieron empatar sin tardanza pero sin poder frenar a Diagne y Lobo, que siguieron sumando puntos y éste último también de tres. Apareció entonces un gran Valcarcel, incluido un primer triple suyo y otro posterior de Abelleira, para colocar la primera alternancia en el luminoso con el 14-10 rondando el ecuador del periodo. En pista había mucha igualdad y José Antonio Sánchez no dejó que la cosa fuera a mayores introduciendo las primeras rotaciones y el equipo sumó un parcial de 0-6 para colocarse otra vez arriba. El tramo final sería eléctrico, con Lobo imparable desde casi todas las posiciones y el equipo ganando el rebote ofensivo, pero en los instantes finales Kovac aportó mucho y todo siguió ajustado (23-25).
Kovac con otro triple y Lobo con tres casi seguidos que le llevaban a sobrepasar a estas alturas de partido las dos decenas de puntos siguieron siendo protagonistas, 30-38 en apenas dos minutos. Estaba claro que era un duelo de muchos puntos y la aparición del local Rozas, también desde el triple, no hizo sino confirmarlo. El Ávila Auténtica dependía demasiado de Lobo y con éste maniatado y castigado con una técnica junto a Rozas, José Antonio Sánchez tuvo que parar el partido (38-42 en el ecuador). De vuelta al juego Rozas y Abelleira le daban la vuelta a la tortilla con dos triples consecutivos más (44-42) pero los visitantes sacaban provecho a la dureza del juego desde el tiro libre y el luminoso volvía a bailar. El choque estaba precioso y nadie hacía prisioneros. Se jugaba de poder a poder y con una verticalidad encomiable que  no gustaba demasiado a los técnicos, pero sí a una grada que disfrutaba de la batalla. Al descanso 48-53.
Dos mates consecutivos de Maconda y una canasta de Tébar supusieron una nueva máxima verderona cuando apenas se había jugado un minuto de la segunda mitad (48-59). Rozas y Kovac salieron al rescate de los gallegos pero ahora los abulenses habían ganado muchos enteros en defensa y en ataque. Hampl y Diagne superaban la decena de puntos, máxima con el 52-71 superado el ecuador y sin que el míster local lograra frenar la sangría con un tiempo muerto. Con la victoria casi en el bolsillo los abulenses contemporizaron todo lo posible, jugando con el reloj y los nervios de un Betanzos al que no le salía nada de lo que intentaba. Pero la cosa no acabó de funcionar del todo, pues el equipo se lió y sólo anotaría una canasta más, un triple de Castro en el último minuto para el 59-74 final.
El Betanzos no tendría opción de creérselo porque un Lobo estelar enchufaba tres triples más consecutivos en cuestión de segundos y además de superar la estratosférica cifra de 30 puntos sellaba definitivamente la victoria (63-83). O eso parecía porque los coruñeses apretaron con todo, 76-87 a 3 minutos del final y tiempo muerto visitante, obligando a su rival a recurrir de nuevo a un Lobo estelar que no paraba de meter triples, tiros libres o canastas de dos y que superaba ya a los 40 puntos, 81-96 a falta de uno. A la conclusión 84-96.