Carnero dice que "preocupa un Brexit duro" para el vino

SPC
-

El consejero de Agricultura y Ganadería resalta ante los consejos reguladores en Rueda que el sector "tiene mucho por andar para seguir siendo una potencia en el mundo tras 35 años de intenso trabajo"

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, preside la reunión con los consejos reguladores de vino de Castilla y León. - Foto: Ical

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, señaló hoy que en la Comunidad “preocupa sobremanera un Brexit duro” con una salida sin acuerdo del Reino Unido de la Unión Europea (UE). En ese sentido aludió a nivel de ventas al exterior del sector agroalimentario “que ha crecido mucho en los últimos años” y destacó la incidencia negativa que esta situación podría tener en las exportaciones del sector vinícola, “que actualmente mantienen un nivel estable”.

Así lo puso de manifiesto hoy en Rueda (Valladolid) en el transcurso de una reunión con los consejeros reguladores de las distintas denominaciones de origen (DO) de vino en Castilla y León. “Lógicamente una falta de acuerdo afectará aunque es pronto para saber en qué dimensión se quedará y lo primero es esperar a ver si existe algún tipo consenso final. Esa es la responsabilidad en la que está trabajando la Comisión Europea y que le corresponde también al Gobierno español”, indicó.

Respecto al papel de la Junta de Castilla y León y las posibles medidas a adoptar, Carnero sostuvo que si finalmente se diera una situación de Brexit duro se “vería cómo establecer las relaciones correspondientes para establecer las exportaciones de cara al Reino Unido”, ya que el vino representa la aportación de mil millones al año al PIB de la Comunidad.

En torno al sector vinícola de la Comunidad el consejero recordó que en el periodo 2015-2017 han crecido un 25 por ciento y que se ha superado por primera vez la barrera de los 200 millones de euros en facturación, situándose en 215 millones con 36 millones de litros vendidos. “Hablamos de un sector que tiene 650 bodegas en las 13 DO más una figura de calidad protegida de Vinos de la Tierra de Castilla y León, emplea anualmente a 19.000 personas y está compuesto por 15.000 viticultores que generan alrededor de 3.300 puestos de trabajo directos en bodegas”, dijo.

Pese a ello, Carnero resaltó que “aún queda mucho por andar” y que las reuniones que se mantienen con los consejos reguladores “sirven para trata de seguir siendo una potencia en el mundo del vino después de 35 años de intenso trabajo”, que han posibilitado que uno de cada cuatro vinos de calidad que se venden en España “procede de Castilla y Léon”. Así, resaltó que el sector “está en alza” y que en ello ha contribuido el que históricamente “los agricultores y bodegueros lo han cuidado hasta conseguir que se hable de un milagro que es el fruto del trabajo y el esfuerzo de todos ellos”.

Sobre el contenido de la reunión de hoy explicó que se basó en la promoción de la calidad de las DO, la adaptación a la normativa actual, la problemáticas del sector, junto a las soluciones y medidas para afrontar los retos de futuro. En esta línea el consejero Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural dijo que desde la Junta “se tenderá la mano” a las propuestas que se reciban. “Los consejos reguladores al fin y a la postre son los garantes de la calidad y, por lo tanto, son los que mantiene el hecho diferencial de nuestros vinos y se va en la buena línea”, concretó.

De esta forma consideró que los consejos reguladores “están para marcar las pauta” de por dónde se debe mover una denominación de origen en concreto y que “ejercen una serie de funciones de control, de vigilancia y control de la calidad del producto, con una relación desde la Consejería con todos ellos muy fluida y lo va a seguir siendo”.

Intereses generales

Por su parte, la presidenta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rueda, Carmen San Martín, concretó que en la relación con la Junta se pedirá que simplifiquen los temas burocráticos. “Cada vez se multiplica más el trabajo para poder llevar el día a día de una bodega con trámites complejos al solicitarse información desde varios sitios con distintos formatos. También preocupa cómo van a continuar las ayudas para el sector y temas de promoción al ser muy importante para mantener las exportaciones”, apuntó.

Respecto a un posible Brexit duro y la imposición de aranceles al vino en mercados como el de Estados Unidos, no ocultó que existe preocupación en el sector. “Según se hagan las cosas así será el efecto en nuestras bodegas. Sabemos que las administraciones están trabajando en ello para lograr el menor impacto posible. Además, todas las barreras que se puedan poner para la entrada de nuestros productos en el exterior no son positivas y ojalá se pudieran alcanzar acuerdos con muchos países para que no sea así”, concluyó.


Las más vistas