El deporte, el mejor escaparate, ahora con el telón bajado

A.S.G.
-

Localidades como Candeleda han perdido estos meses pruebas con un impacto directo cercano al millón de euros, pero un indirecto y residual anual incalculable. "Todos estos eventos son un escaparate de promoción"

El deporte, en mejor escaparate, ahora con el telón bajado

El calendario se ha vaciado de pruebas deportivas, y con ellas las localidades de Ávila. Se han suspendido las competiciones regulares pero también se han aplazado, algunas ya para 2021, aquellas pruebas deportivas que salpicaban estos meses la provincia de Ávila. Algunas podrán o intentarán regresar a partir de septiembre, si es posible, y no sólo por la disponibilidad de fechas en el calendario. Otras ya han anunciado su cancelación hasta el próximo curso. El escenario del deporte ha bajado el telón en estos meses. Y nunca mejor dicho. Porque el deporte se ha convertido en uno de los mejores escenarios para la promoción de aquellos espacios donde se disputa. «Es un escaparate para mostrar Ávila al mundo» decía Javier Guillén, director de Unipublic, cuando presentaba en 2019 las dos etapas con protagonismo abulense en la Vuelta a España. Pero no hace falta irse tan lejos. Lo saben muy bien en Candeleda, una de esas muchas localidades que tenía por delante un interesante cuatrimestre repleto de citas que, de momento, han caído una detrás de otra. Y el impacto «es imposible de calcular».  
Se celebró, por los pelos, el Marathon MTBLa Conquista de Gredos, pero el COVID-19 ya no permitió otras pruebas –al menos no en las fechas propuestas inicialmente– como el Open de España MTB XCOGranPremio Internacional Candeleda - Gredos, el Maratón BTTBajo Tiétar, el ITorneo de Fútbol 8 Villa de Candeleda, el Open de España de Descenso de El Raso, la Copa de Castilla y León de Trial, el Trail Vaélico de El Raso, el III Trofeo de Karate Villa de Candeleda, el Trail El Guerrero o The Forest Challenge. «Todo estaba organizado. Hemos tratado de reorganizar todo el calendario de nuevo, pero tampoco sabemos si se van a poder llevar a cabo» reconoce David García, concejal de Deportes de Candeleda. Un duro golpe en lo deportivo y en todo lo que conllevan estas pruebas, un medio para la promoción de Candeleda. «Lo peor es el valor no cuantificable que suponía en la promoción». Eso no se recupera.
Desde hace tiempo el deporte se ha convertido en una apuesta en Candeleda. Villa Europea del Deporte en 2018, «nuestro enfoque va más allá del impacto económico directo que pueda tener ese día, sino que se trata de una herramienta para la promoción de Candeleda. Los eventos deportivos son un magnífico escaparate para nuestra gastronomía, nuestra naturaleza, nuestra comarca...» Es todo lo que genera a su alrededor.
No oculta David García que el impacto económico directo es importante. Se calcula que las pruebas antes mencionadas podrían haber supuesto, entre participantes y acompañantes, unas 15.000 personas. En dinero, más de un millón de euros con un impacto muy directo en la hostelería y la restauración. «Dinero directo, sí, pero lo peor es perder el beneficio residual, el de después, el que llega gracias al boca a boca por alguien que ha conocido Candeleda gracias a una prueba deportiva, el que me permite vender mi gastronomía y mi naturaleza al turista de después». Una herramienta «para generar empleo» durante todo el año y que ahora se ha visto duramente golpeada.
Trabajan ya para que algunas de las pruebas puedan volver en septiembre. «Algunas hablan de otras fechas». No dudó el Centro BTTBajo Tiétar en apostar por intentar de nuevo su prueba en octubre precisamente por el impacto económico, social y deportivo en la zona. Pero en la incertidumbre actual, las dudas futuras. «Tememos que quede descafeinado» reconoce David García. De momento el impacto ya ha sido «salvaje».

 

Candeleda, Villa Europea del Deporte en 2018

Desde hace unos años el deporte se ha convertido en una pieza importante en muchas localidades, entre ellas Candeleda, que en el 2018 conseguía un hito al convertirse en Villa Europea del Deporte, la primera localidad de Castilla y León en conseguir un distintivo que lució durante todo el año. Sin embargo al impulso de entonces se le ha dado continuidad ahora. Se ha seguido apostando en la localidad por eventos deportivos de calidad como «una herramienta desde la que promocionar esta comarca» explicaba su actual concejal de Deportes, David García. Un recurso no sólo con una importante carga social, sino también cultural, económica, turística y laboral. Eventos de calado, de calidad y con continuidad. «Son un escaparate para que la gente vuelva».