El compromiso por el trabajo decente plasmado en un libro

B.M
-

Abraham Canales presentó su obra 'No os dejéis robar la dignidad. El papa Francisco y el trabajo' como un compendio de textos que se enlazan con la doctrina social de la Iglesia

El compromiso por el trabajo decente plasmado en un libro - Foto: David Castro

Aunque a veces no sea lo más conocido o divulgado en torno a la Iglesia, ésta cuenta con una doctrina social que puede ser muy útil para quienes tienen inquietudes en torno a la justicia social.
Ésta es una de las reflexiones que realiza Abraham Canales, autor del libro ‘No os dejéis robar la dignidad. El papa Francisco y el trabajo’, que presentó su obra en la Biblioteca Pública de Ávila en un coloquio con el periodista Carlos de Miguel organizado por la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC). El libro supone una recopilación comentada de textos que concreta el compromiso del papa Francisco con el trabajo decente.
Un trabajo que se puede conocer en un libro que recoge cinco años de la trayectoria del Papa, desde sus inicios de Pontificado hasta finales de 2018. En esos cinco años el autor pudo vivir personalmente dos experiencias escenificadas en dos encuentros que mantuvo el Papa, en un caso con los trabajadores informales, lo que «él denomina trabajadores excluidos del sistema» con el argumento de la rentabilidad económica, y otro con trabajadores organizados, los sindicatos. 
Estos dos encuentros, señala, tienen «un mismo hilo conductor, la visión de Francisco en torno a que el trabajo es fundamental en el día de hoy, más si cabe cuando estamos discutiendo sobre que se está acabando el trabajo por el impacto tecnológico». Se trata del trabajo remunerado tal y como lo entendemos «pero Francisco insiste en que el trabajo sigue siendo una actividad fundamental de las personas, no solo para el desarrollo personal, profesional y vocacional, sino para el cuidado de la creación, trabajar para la construcción del bien común, para construir una vida digna, para alcanzar mayores dosis de dignidad como persona».
Estas ideas se plasman en un libro que se fue escribiendo con la trayectoria del papa Francisco, en función de su insistencia, que también sitúa en sus principales textos, sobre lo que él considera que es la problemática del mundo hoy que «tiene que ver con el mayor empobrecimiento de muchísima gente y zonas del mundo y las dificultades que estamos teniendo para proteger la casa común, el planeta, con todo lo que está surgiendo con el clima y con la forma de consumir que lo hace insostenible».
Y aquí está el magisterio social de la Iglesia, con la intención de llegar a un punto en el que hay coincidencia:«el trabajo sigue siendo una tarea importantísima y fundamental» y por ello el papa Francisco «ha desarrollado una agenda importante en estos cinco primeros años de insistencia, coherencia, situar el problema del empleo como un problema que hay que atender en todas las dimensiones, en la dimensión económica y sobre todo la humana».