Dimite el alcalde de Badalona tras su arresto por conducir ebrio

EFE
-

Los Mossos señalan que el socialista se negó a hacerse el test de alcoholemia y le imputan resistencia a la autoridad por ponerse violento durante el arresto

Detenido el alcalde de Badalona por conducir ebrio - Foto: David Zorrakino/Europa Press

Un juez ha dejado en libertad al hasta esta mañana alcalde de Badalona (Barcelona), Álex Pastor, que ya ha salido de la comisaría de los Mossos d'Esquadra, donde ha callado ante el magistrado y la prensa, tras ser arrestado anoche por encararse a los agentes que le detuvieron al circular ebrio durante el confinamiento.

Pastor ha abandonado la comisaría de los Mossos d'Esquadra en Les Corts hacia las 12,30 horas, después de negarse a declarar en una comparecencia por videoconferencia ante el titular del juzgado de instrucción 15 de Barcelona, en funciones de guardia, en una sesión en la que la Fiscalía no ha pedido ninguna medida cautelar.

Pastor ha anunciado este miércoles por carta que dimitía como alcalde de Badalona, después de que su partido, el PSC, anunciara anoche, tras su detención, que le suspendía la militancia y le exigía que abandonara todos sus cargos públicos.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Pastor se ha acogido a su derecho a no declarar y ha quedado en libertad provisional, en una causa abierta por un delito contra la seguridad vial y otro de atentado a agentes de la autoridad.

Los Mossos d'Esquadra atribuyen también al exalcalde de Badalona dos delitos de lesiones leves por las agresiones a los agentes, a uno de los cuales llegó a morder, según han indicado fuentes cercanas al caso.

Pastor fue arrestado anoche en la calle Consell de Cent, en el centro de Barcelona, después de que los agentes comprobaran que su vehículo, en el que iba solo, circulaba haciendo eses.

Según han indicado distintas fuentes policiales, Pastor se encaró con los agentes, a los que, según algunos testigos, insistió en recordarles que era el alcalde de Badalona, y se negó a someterse a la prueba de alcoholemia, pese a que presentaba signos evidentes de encontrarse bajo los síntomas del alcohol.

Además, el exalcalde, un experto karateca, reaccionó con violencia en el momento de ser detenido y supuestamente mordió a uno de los agentes de los Mossos d'Esquadra, según las fuentes.

Según han informado fuentes jurídicas, Pastor ha comparecido esta mañana por videoconferencia desde la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Les Corts, una medida telemática excepcional que se ha adoptado en los juzgados de guardia con motivo de la pandemia del Covid-19.

Durante la comparecencia, la Fiscalía no ha pedido ninguna medida cautelar personal para el exalcalde, que posteriormente ha abandonado la comisaría en silencio, sin atender a los periodistas, y se ha subido en el asiento de copiloto de un coche que le esperaba a las puertas del edifico para irse del lugar.

Ante la imposibilidad de llevar a cabo juicios rápidos, que también se han suspendido por la pandemia, el juzgado ha acordado abrir una causa contra el exalcalde que se tramitará de forma ordinaria, bajo la dirección de la titular del juzgado de instrucción número 15 de Barcelona.

Ello no impide que más adelante, una vez que la actividad judicial haya recuperado la normalidad, el investigado pueda solicitar un juicio rápido si decide pactar con la Fiscalía una sentencia de conformidad, lo que le obligaría a aceptar los hechos de que se le acusan y, en su caso, a abonar la responsabilidad civil correspondiente.

El Departamento de Interior pedirá personarse como acusación en la causa, como es habitual en las causas abiertas por delito de atentado a agentes de la policía catalana, según fuentes de la consellería.