CyL, la tercera con menor tasa de lista de espera quirúrgica

SPC
-

La región solo es superada por Madrid y País Vasco, mientras que Cataluña es la que tiene peores datos, según un estudio de la FADSP

Área de intervención quirúrgica de un centro de Burgos. - Foto: Miguel Ángel Valdivieso

Castilla y León es la tercera comunidad autónoma con menor tasa de personas en lista de espera quirúrgica, 9,59 por cada mil habitantes, sólo superada por Madrid (ocho) y País Vasco (8,34), mientras que Cataluña, con 23,32 tiene la mayor tasa, según se desprende del ‘Informe Situación Actual y Evolución de la Atención Especializada en las Comunidades Autónomas’, llevado a cabo por la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP).
Esta tasa es 2,28 puntos menor que en 2016, mientras que el porcentaje de pacientes con más de seis meses de espera en la Comunidad es de 6,3 (17,6 en 2016), con 67 días de tiempo medio de espera (107 en 2016).
Asimismo, y aludiendo a datos publicados por el Ministerio de Sanidad, la demora media va desde los 149 días en Castilla-La Mancha, hasta los 46 en Madrid, mientras que el porcentaje de pacientes que espera más de seis meses en ser intervenido oscila entre el 29,4 por ciento de los que viven en Castilla-La Mancha hasta el cero por ciento en La Rioja y el País Vasco.
En cuanto a la lista de espera en primera consulta, la FADSP ha destacado el empeoramiento que se ha producido en los últimos años tanto en la tasa de pacientes como en la demora media (9 días), reduciéndose en un 3,8 por ciento los pacientes que esperan más de 60 días. Por comunidades autónomas, en el año 2019 la tasa de pacientes oscilaba entre los 86,19 de Andalucía y el 15,51 en el País Vasco.
Por otra parte, el trabajo ha puesto de manifiesto la reducción del número de camas hospitalarias por 1.000 habitantes que se ha producido entre los años 2010 y 2017 (12.079 camas menos), especialmente en las camas en funcionamiento. Además, destaca la «gran dispersión» que hay en la dotación de camas de hospitales y la «preocupante carencia» de camas de media y larga estancia.
En cuanto al personal sanitario, la FADSP subrayó el incremento tanto en número de médicos, enfermeros y técnicos, así como de los MIR y del personal en formación, algo que no ocurre en la sanidad privada, donde el personal es significativamente «menor». Y es que los centros públicos tienen 2,51 veces más profesionales médicos, 2,26 enfermeros, 1,65 auxiliares de Enfermería y 1,59 trabajadores no sanitarios por cama que el sector público. Además, en fisioterapia, terapia ocupacional y logopedia, se ha constatado una «evidente deficiencia».
Consultas externas

Respecto a las consultas, el informe recogido por Europa Press evidenció el aumento que en 2017 se produjo en las externas en todas las comunidades autónomas, excepto en Aragón, oscilando de las 2.834,4 en Madrid a las 1.651,51 en Cantabria. En este caso, los centros privados atienden un 19,66 por ciento de las consultas, siendo en ellos el 47,29 por ciento primeras consultas.
Al mismo tiempo, en hospitalización, la FADSP recordó que se ha producido un «ligero» aumento del número de altas y una disminución de las estancias, a la vez que se ha reducido la estancia media. En este caso, la tasa en 2017 fue desde los 1.195,48 en Cataluña a los 561,45 en Andalucía y, respecto a las altas hospitalarias, entre los 136,49 en Baleares hasta los 92,51 en Andalucía. En el sector privado se produjeron en este periodo el 19,5% de las estancias y el 23,5% de las altas con una menor estancia media.