El delegado llama a la calma frente al coronavirus

I.Camarero Jiménez
-

José Francisco Hernández Herrero pidió tranquilidad frente al nuevo virus en el marco de las IV Jornadas formativas en habilidades de actuación para técnicos de enfermería celebradas en el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles

El delegado llama a la calma frente al coronavirus

 El delegado de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, quiso hacer «una llamada a la tranquilidad» frente a cierta «psicosis ciudadana por el coronavirus» y defendió que «el protocolo implementado por la Junta de Castilla y León ante posibles casos de coronavirus es el mejor posible». 
Ayer mismo (por el lunes), decía «se constituyó un comité de expertos para adoptar las medidas que sean pertinentes y necesarias, si son necesarias, para garantizar que la incidencia del virus sea la menor». 
En cualquier caso reiteró que sólo se darán a conocer los casos que resulten positivos y no «los probables, ni en estudio, ni en contraste».
Además puso de manifiesto el contacto «constante» tanto con la Consejería como con el Ministerio y con el centro de referencia en Majadahonda (el que arrojaría los datos positivos). Y es que entendía que «el alarmismo y la psicosis es la peor compañía posible para una enfermedad en la que en el caso de estar contagiado, el 80% de los casos es vanal». Así estimó que «seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias es lo más correcto y más porque estamos en manos de los mejores técnicos».
Tranquilidad ante psicosis y teniendo en cuenta que cualquier tipo de medida que se adopte será anunciada a la población. Si hay casos positivos se anunciarán pero en ningún caso «debe ser preocupante porque se tomarán las medidas que propongan los profesionales sanitarios acompañadas de un estudio de los contactos que hubiera podido haber». 
Estas declaraciones  las hacía Hernández Herrero minutos antes de inaugurar unas jornadas de enfermería que tenían lugar en el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles. Se trataba de la IV edición de las Jornadas formativas en habilidades de actuación para técnicos de enfermería congregó este martes en el salón de actos del hospital Nuestra Señora de Sonsoles a cerca de 125 profesionales abulenses. Unas jornadas intensivas que duraron toda la mañana, que sirvieron para actualizar conocimientos, pero también para reivindicar una labor que en el caso de Ávila ejercen alrededor de 350 personas. Lo hacen tanto en el ambito del hospital, a pie de cama, como en residencias de ancianos desde el área de servicios sociales y en atención primaria. Precisamente en este último cometido y en palabras de la responsable del sindicato organizador de las jornada, Inmaculada García Brincones, se necesitan más profesionales.
La inauguración de esta actividad formativa contó con el apoyo de la Junta de Castilla y León desde la Gerencia tanto de Asistencia Sanitaria como desde la de Servicios Sociales y por ello fue el delegado de la Administración Regional, José Francisco Hernández Herrero quien dio el pistoletado de salida a las jornadas (que a mayores cuentan con el patrocinio de la Fundación para  la Formación y Avance de la Enfermería).
 Y es que este colectivo, a juicio del delegado, juega «un papel fundamental en este servicio público tan importante como es la sanidad».  Agradeció el delegado al Sindicato de Técnicos de Enfermería que promueva este tipo de iniciativas  que inciden en la formación pero que sobre todo y además de mejorar las capacidades «sirve como elemento de argamasa, de unión entre todas las personas que forman el colectivo». Su presencia estaba justificada como «una forma de agradecer el trabajo que desempeñan en el día a día y que cada vez es más importante a pesar de que no sea el colectivo sanitario más visible» y abogó por seguir trabajando en algo tan «esencial» como es «la formación y el intercambio de experiencias». En definitiva, el delegado puso en valor «la labor  indiscutible en el sistema sanitario» de este colectivo que «tan buen trato dispensa al paciente en coordinación con otros sanitarios».
García Brincones, quien es secretaria provincial del Sindicato de Técnicos de Enfermería en Ávila hizo hincapié en una formación que es «fundamental» y que les sirve para seguir creciendo puesto que «queremos ser grandes profesionales porque aunque lo somos queremos ir mejorando». Estaba de acuerdo en que siguen siendo un colectivo poco visible pero reivindicaba los muchos años de trabajo que llevan a sus espaldas a pesar de los cambios de denominación que han ido teniendo. Cambios de denominación, sí y también en el desempeño de funciones que aunque han ido a más no han logrado «todas las que queríamos».  «Formamos parte del equipo de enfermería», decía la responsable aunque su labor, «pasa por los cuidados básicos del paciente, estamos a pie de cama en hospitales o en residencias de anciano (y de hecho las las jornadas eran también para servicios sociales), y destacó además la labor «muy importante» que se desempeña en atención primaria para la que reclamó crecer en profesionales.