La resistencia a los antibióticos se duplica en dos décadas

Europa Press
-

Un estudio alerta de la necesidad de hallar nuevas terapias contra la infección estomacal por 'H. pylori' como respuesta a la pérdida de eficacia de los fármacos que combaten la bacteria

La resistencia a los antibióticos se duplica en dos décadas

Un nuevo informe, presentado en la United European Gastroenterology UEG Week 2019, que se celebra en Barcelona desde al sábado pasado, determina que la resistencia a los antibióticos de uso común para el tratamiento de bacterias dañinas relacionadas con diversas afecciones estomacales se ha más que duplicado en 20 años. 
La investigación, que analizó 1.232 pacientes de 18 países de Europa, estudió este comportamiento vinculado a los medicamentos que se toman regularmente para la infección por H. pylori, una bacteria dañina asociada con el linfoma, la úlcera y el cáncer gástrico. Según el análisis, la resistencia a la claritromicina, usada para erradicar esta infección, había aumentado del 9,9 por ciento en 1998 al 21,6 por ciento el año pasado, al mismo tiempo que también se observaron incrementos en la levofloxacina y el metronidazol.
El rechazo a los antibióticos ocurre cuando las bacterias desarrollan la capacidad de sobrevivir a la exposición a fármacos diseñados para matar o detener su crecimiento. Se trata de una de las mayores amenazas para la salud mundial en la actualidad, ya que causa más de 750.000 muertes cada año.
El investigador principal, el profesor Francis Megraud, explicó que «con tasas de resistencia a los antibióticos de uso común, como la claritromicina, que aumenta a un ritmo alarmante de casi un por ciento por año, las opciones de cura para H. pylori se volverán progresivamente limitadas e ineficaces si no se desarrollan estrategias de tratamiento novedosas».
«La reducción de la eficacia de las terapias actuales podría mantener las altas tasas de incidencia de cáncer gástrico y otras afecciones como la enfermedad por úlcera péptica, si la resistencia a los medicamentos continúa aumentando a este ritmo», añadió.
La H. pylori provoca una de las infecciones más comunes en humanos y se estima que está presente en la mitad de la población mundial, provocando la inflamación del revestimiento del estómago, es decir, gastritis, que puede causar úlceras pépticas. Además, es el factor de riesgo más importante para el cáncer gástrico, la séptima causa principal de muerte por esta patología en Europa y la tercera en el mundo. 
En los últimos años, el rechazo a los tratamientos por parte de la H. pylori se ha convertido en un problema de vital importancia y urgencia en cualquier rincón del planeta. Subrayando la gravedad de la situación, en 2017, la OMS identificó a esta bacteria de alta prioridad para la investigación y el desarrollo de fármacos para combatirla.


Los más afectados 

La encuesta también encontró que las tasas de resistencia primaria a la claritromicina fueron más altas en el sur de Italia (con el 39,9 por ciento), Croacia (34,6) y Grecia (30), alineándose con informes anteriores que predicen que tanto el país alpino como la nación helena tendrán mayor número de muertes debido a la falta de eficacia de los antimicrobianos entre los miembros de la Unión Europea para 2050. 
Los altos niveles de resistencia que presentan estas regiones se han atribuido al consumo excesivo de medicamentos para afecciones como el resfriado y la gripe, y la falta de apoyo institucional para las estrategias de contención.
«Los resultados de este estudio son ciertamente preocupantes, ya que la H. pylori es la principal causa de enfermedad péptica y cáncer gástrico -alerta Mário Dinis-Ribeiro, presidente de la Sociedad Europea de Endoscopia Gastrointestinal-. Su creciente  rechazo a varios antibióticos de uso común puede poner en peligro las estrategias de prevención». 
 La mayor tasa de resistencia a la claritromicina en H. pylori en Europa en 2018 encontrada en el estudio se registró, por este orden, en el sur de Italia, con 36,9 por ciento, seguida de Croacia (34,6), Grecia (30), Polonia (28,5), Bulgaria (26,9), Irlanda (25,6), Austria (23,5), Francia (22,5), Alemania (22,2), Portugal (20), Bélgica (17.4), España (17,1), Eslovenia (16), Lituania (13), Países Bajos (9,2), Noruega (8,9), Letonia (6,8) y Dinamarca (5).