Las matriculaciones se hunden

Agencias
-

El número de vehículos vendidos en España cae un 97,9% en la primera veintena de abril en relación al mismo período del año anterior y marca su mínimo histórico con 1.359 unidades

Las matriculaciones se hunden - Foto: FABIAN BIMMER

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos se situaron en 1.359 unidades en los 20 primeros días de abril, lo que supuso un descenso del 97,9% en comparación con los 64.481 vehículos vendidos en el mismo período de 2019 debido al estado de alarma decretado para evitar la expansión del coronavirus, según los datos de Ideauto para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam).
Por canales, el cierre de la actividad comercial no esencial derivada de esta situación explicó que las ventas a particulares registrasen un descenso del 98,8%, con un total de 261 unidades, frente a los 22.291 turismos de la primera veintena de abril de 2019.
Las empresas, «que ante el parón económico han frenado cualquier inversión en flota», cayeron un 98,2%, contabilizando apenas 301 unidades, frente a las 16.492 que registraron el año pasado por estas fechas. Por su parte, el canal de alquiladores anotó un descenso del 96,9%, hasta las 797 unidades.
Por comunidades, Cantabria y La Rioja no apuntaron ni una sola matriculación durante la primera veintena de abril, cayendo un 100%.
Por detrás se situaron Extremadura (-99,8%, una unidad), Las Baleares (-99,5%, con 17 unidades), el País Vasco (-99,5%, 10 vehículos), Asturias (-99,4%, 3), Castilla-La Mancha (-99,3%, 9), Castilla y León (-99,2%, 10), Galicia (-98,9, 16), Cataluña (-98,8%, con 85 unidades), Murcia (- 98,7%, 20 unidades), Andalucía (-98,4%, 68), Comunidad de Madrid (-98%, 582 unidades), Aragón (-97,9%, 19 vehículos), Navarra (-97,7%, 396 unidades), Canarias (-97,6%, 44 turismos) y Valencia (-94,9%, 466 unidades).
«La reactivación de las ventas, una vez superado el estado de confinamiento, dependerá en gran parte de las medidas de impulso que se tomen por parte de la Administración, dado que las previsiones más optimistas apuntan a un hundimiento superior al 30% para el ejercicio 2020, aseguró Ganvam.


Repercusión en impuestos

Ante este escenario, el impuesto de matriculación, una tasa que está transferida a las comunidades autónomas, recaudó un total de 17,37 millones de euros durante el pasado mes de marzo (últimos datos disponibles), lo que representó una caída del 67,6% en comparación con los 53,75 millones ingresados en el mismo período de 2019.
Según la Agencia Tributaria, en lo que va de año las administraciones públicas recaudaron 96,57 millones de euros gracias a este tributo, un 35% menos que entre enero y marzo del ejercicio pasado.
Estos datos se explican, principalmente, por el fuerte descenso de las matriculaciones en el mercado automovilístico debido a la crisis sanitaria, que obligó en marzo a cerrar los concesionarios de vehículos en el territorio nacional así como las plantas productivas.
Mientras, según los mismos datos, el precio medio de los vehículos entregados en marzo, incluyendo el impuesto de matriculación, fue de 18.869 euros, un 5% más, y en lo que va de año este coste se situó en 18.884 euros, un 5,6% más.
Sin embargo, el valor total de los modelos nuevos comercializados  fue de 854,29 millones de euros, un 57% menos en comparación con los 2.019 millones de 2019. En lo que va de año se matricularon en España vehículos por valor de 4.673 millones, un 13% menos.