20 de marzo se abre la inscripción en la enseñanza pública

E.C.B
-

La Junta de Personal Docente no Universitario de Ávila anima a los abulenses a matricular a sus hijos en los centros educativos públicos de la provincia y a asistir a las jornadas de puertas abiertas que celebrarán durante este mes de marzo

20 de marzo se abre la inscripción en la enseñanza pública

El próximo 20 de marzo se abre el plazo de inscripción en la enseñanza pública y la Junta de Personal Docente no Universitario de Ávila ha aprovechado esta circunstancias para animar a los abulenses a que matriculen a sus hijos en los centros educativos públicos repartidos por toda la provincia y a que acudan a las jornadas de puertas abiertas que a lo largo del presente mes se desarrollarán en los diferentes colegios e institutos, ya que el plazo de inscripción se extenderá hasta el 2 de abril.
Como elementos diferenciadores de los centros públicos, destacan la «amplia oferta educativa» que ofrecen, que va desde la Educación Infantil hasta el Bachillerato y los ciclos formativos de Formación Profesional, la enseñanza bilingüe en inglés y francés, plazas de educación especial, atención al alumnado con dificultades auditivas, sensoriales y motóricas, y equipos de especialistas en pedagogía terapéutica, en audición y lenguaje y en compensatoria, entre otros servicios, así como un Centro Integrado de FP y  el Centro Rural de Innovación Educativa.
También, dentro de esa oferta, se incluyen servicios adicionales como los de comedor, los programas Madrugadores y Continuadores, transporte escolar y actividades extraescolares que, como subrayan, «ayudan a conciliar la vida familiar y laboral».
Desde la Junta de Personal Docente no Universitario de Ávila, representada en esta comparecencia pública por Nicolás Rouces (CCOO), Santiago Martín (UGT), Olga Sáez (CSIF) y Raúl Valriberas (STE), recordaron que la escuela pública «tiene como objeto la equidad para garantizar los mismos derechos de todos los alumnos, es coeducativa porque ofrece las mismas oportunidades de vida a niños y niñas; inclusiva, transparente, democrátiva y participativa y enseña a los alumnos a ser ciudadanos libres, críticos y competentes». «Es la única que llega a todos los rincones, especialmente a las zonas rurales donde no llegan los conciertos educativos, ofreciendo un servicio de calidad, con un profesorado altamente cualificado», afirmaron.