Doble cita con la buena música

D.C
-

El contrabajista Ximo Clemente ofrece este viernes en el Lienzo Norte, dentro de la III Temporada Sinfónica y de Cámara, el concierto titulado 'Luminiscencia sonora', y una semana después actúa la Orquesta de Cuerda del Conservatorio de Ávila

Doble cita con la buena música - Foto: Belén González

La III Temporada Sinfónica y de Cámara ofrecerá de forma inmediata sus dos próximas citas, ambas en el Lienzo Norte, una doble invitación a acercarse a la música clásica desde cauces diferentes pero siempre complementarios y enriquecedores que llega en primer lugar este viernes, de la mano del contrabajista Ximo Clemente, y continúa el día 5 de abril con la actuación en ‘su casa’ de la Orquesta de Cuerda del Conservatorio Profesional Tomás Luis de Victoria de Ávila.
Héctor Palencia (consejero delegado del Centro de Congresos y Exposiciones Lienzo Norte), Antonio Martín San Román (presidente de Juventudes Musicales de Ávila) y Javier Gil Agero (director de la Orquesta de Cuerda del Conservatorio de Ávila) presentaron esas dos sesiones de música, que regala en su primera cita el protagonismo a un instrumento que no suele ser muy habitual ver como solista, el contrabajo, pero al cual Ximo Clemente sabe sacar unos frutos muy interesantes para el público.

El título del concierto, Luminiscencia sonora, ya deja ver el deseo de sorpresa que quiere provocar el músico en el espectador, afán que continúa con su intención de no hacer público el repertorio para que todo el espectáculo sea novedad desde principio a fin. También, añadió Héctor Palencia, ese lirismo que va más allá de la mera música tiene algo que ver con la fecha de celebración del recital –en principio iba a ser el jueves, día del nacimiento de santa Teresa–, ya que forma parte del «anhelo» del Ayuntamiento por conmemorar un día tan especial para la ciudad por ser el del aniversario de su hija más ilustre.
Una semana después, el viernes 5 de abril, la Orquesta de Cuerda del Conservatorio de Ávila llenará un nuevo capítulo de la III Temporada Sinfónica con un concierto atractivo para todos los públicos cuyo programa, anticipó ayer su director, «podría ser el de cualquier orquesta profesional».
En la segunda parte del recital sonará el mismo repertorio que esta orquesta defendió con muchísima dignidad en la última edición del festival internacional Musika-Música (el Concerto grosso para cuerdas en tres grupos, de Ralph Vaughan Williams, y la Sinfonía simple Op. 4, de Benjamin Britten), mientras que la primera la llenarán cinco piezas atractivas para el gran público (Palladio, de Jenkins; Dos melodías elegiacas, Allegro espressivo y Andante, de E. Grieg, y Romance en Do mayor Op. 42, de Sibelius).