No están, pero son

B.M
-
No están, pero son

Las fiestas de Santa Teresa volvieron a incluir el Día del Abulense Ausente, como una llamada a casas regionales que recogen a los abulenses que ya no están en su tierra

Bajo el manto de Santa Teresa, en sus fiestas patronales, Ávila volvió a celebrar el Día del Abulense Ausente como una llamada a aquellos abulenses que ya no están en su tierra pero aún siguen ligados a ella a través de las casas regionales. A todos ellos, que a lo largo del día tenían previsto disfrutar de las actividades festivas además de realizar una visita a Polentinos y ser parte de la comida de confraternización, se les acogió en una recepción en el Palacio de Los Verdugo donde se contó con los integrantes del Hogar de Ávila en Madrid, la Casa de Ávila en Valladolid, el Hogar de Ávila en Alcalá de Henares y la Asociación de Taxistas Abulenses de España.
Encabezando la recepción, donde había representantes municipales, se encontraba el alcalde de Ávila, José Luis Rivas, que se encargó de dar la bienvenida a los ‘abulenses ausentes’ en las fiestas en un año especial como es el Año Jubilar Teresiano que está a punto de terminar. Destacó el regidor que se trata de una jornada «de mucha actividad» que también sirve como un reencuentro para los participantes que pueden «hablar, cambiar impresiones y disfrutar de la ciudad en un día inolvidable». Lo hacen además con Santa Teresa, «que nos une a todos», en este caso con gente «que quiere a su tierra».