Reflexiones y una nueva señalización

Ana I. Velázquez
-

Un centenar de personas han participado en el I Encuentro de Caminos de Peregrinación, que este sábado convertía a la localidad abulense de Fontiveros en el centro de caminos, rutas y peregrinos

Reflexiones y una nueva señalización

Cerca de un centenar de personas han participado en el I Encuentro de Caminos de Peregrinación, que este sábado convertía a la localidad abulense de Fontiveros en el centro de caminos, rutas y peregrinos.
La reunión, que se realizó en el espacio San Juan de la Cruz de la localidad, estuvo impulsada y organizada por la Ruta ‘De la Cuna al Sepulcro’, contando con la colaboración de las Diputaciones Provinciales de Ávila y Salamanca, el Ayuntamiento de Fontiveros y la Asociación Centro Obrero de san Juan de la Cruz de esta localidad. La Asociación impulsadora del evento quiso realizarlo ya que en  su programación para este año 2020, bajo el título genérico «Ven, mira, vive» quiere descubrir y reflexionar sobre los diferentes perfiles del camino para  los caminantes del mismo, peregrinos o turistas que se enriquecen con la gran variedad de significados  de cada ruta de peregrinación. El intenso día comenzaba a las 10,30 de la mañana con la entrega de la documentación necesaria para la jornada. Después, Adoración Vicente, presidenta de la Asociación ‘De la Cuna al Sepulcro’, David Sánchez Tenrero, alcalde de Fontiveros, Francisco Muñoz Retuerce, Jefe territorial de Trabajo de la Junta de Castilla y León, Armando García Cuenca, diputado provincial de Turismo, Miguel Ángel González, prior de los PP. Carmelitas de Alba de Tormes, y el obispo de Ávila, Monseñor José María Gil Tamayo, dieron la bienvenida a los participantes y asistentes, y fueron  los encargados de dar comienzo a este primer encuentro, incidiendo en la importancia de estos caminos que enseñan el peregrinaje interior tanto cómo el exterior y que también sirven para poner en valor comarcas y pueblos de la llamada ahora España Vaciada.
Por esta razón, estaban presentes números alcaldes y representantes de los Ayuntamientos de los pueblos pertenecientes a la ruta De la Cuna al Sepulcro, como los alcaldes de Alba de Tormes, Mancera de Abajo, Rivilla de Barajas y Narros del Castillo, y Concejales de Ávila, Peñalba de Ávila y Papatrigo.
Seguidamente, el moderador de todo este pequeño congreso, el periodista Raúl Blázquez, dio paso a la primera mesa de análisis, ‘Puesta en Marcha de Caminos y Rutas’ en la que participaban representantes de la Fundación Camino Lebaniego, el Camino de Santiago en Ávila, el Camino de San Juan de la Cruz, el Camino De la Cuna al Sepulcro. En ella se pudo ver las dificultades de financiación para mantener los caminos y realizar actividades para poner en valor esas vías de peregrinación, así como las necesidades de asociaciones que cuiden de realizar mejoras e intenten poner en marcha los diferentes servicios que se necesitan en los caminos más pequeños. Se habló así de la posibilidad de patrocino privado, como es el caso de la ruta De la Cuna al Sepulcro, que además de contar con Ayuntamientos y Diputaciones provinciales de Ávila y Salamanca, acaba de firmar un convenio con Grupo Nani, que estuvo presente en el encuentro con toda la cartelería y Marketing desde su empresa Merkatus y prestó un coche para la marcha que se realizaría por la tarde.
Antes de comenzar con el segundo análisis del día, se procedió a colocar la primera flecha que reforzará la señalización de la ruta De la Cuna al Sepulcro. Esta nueva señal consiste en placas de hierro en la que está incrustada la flecha reja con la «T» de Teresa que es la seña identificativa de este camino de peregrinación, y que se pondrá en las calles de todos los pueblos por los que discurre la ruta en Ávila y Alba de Tormes para facilitar el camino a los que sigan los pasos de Teresa de Jesús y Juan de la Cruz.
 ‘Como Cuidar a los Peregrinos’, fue la segunda mesa de participantes. En ella estaban representados  el Camino de Santiago en Ávila, el Camino de San Juan de la Cruz, el Camino De la Cuna al Sepulcro y las Rutas de la Plata y del Ebro, con varios hospitaleros entre ellos. Una mesa de debate, pues hubo diferentes posturas de si abrir los caminos de peregrinación a gran número de caminantes o restringir  dichas rutas para que mantuvieran su quietud, serenidad..., y en la que se intentó poner en común qué es lo que piden los peregrinos, cuáles son sus necesidades básicas, cómo escucharles y ayudarles…
La visita al patrimonio histórico religioso de la localidad, dio paso a la comida donde se degustó el tradicional cocido sanjuaniego, después del cual se caminó un tramo de la Ruta ‘De la Cuna al Sepulcro’. A la vuelta, el Cuarteto Erensia y su espectáculo La Lengua Florida puso punto y final al amplio programa de actividades.