Mañueco mantiene tendida la mano para pactar el presupuesto

Santiago González
-

El presidente de la Junta lanza una invitación a la oposición para alcanzar un acuerdo que permita un amplio respaldo parlamentario a los Presupuestos Generales de la Comunidad para el próximo año

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, recibe el aplauso de los procuradores del Grupo Popular y de Ciudadanos, tras su discurso - Foto: Leticia Pérez (Ical)

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, mantuvo la mano tendida a la oposición y, pocas semanas después de firmar el pacto para la recuperación económica y social, invitó a los grupos parlamentarios, especialmente al socialista, a «consensuar» los Presupuestos Generales de Castilla y León para el próximo año. Esta oferta, sin embargo, no encontró el eco esperado y el líder de la oposición, Luis Tudanca, no cerró la puerta del todo, pero le acusó de «buscar la foto y el titular» y querer «sestear» hasta el final de la legislatura entre pacto y pacto.
Mañueco, en su primer debate de política general, se apoyó en la difícil situación social y económica tras la pandemia de la covid-19 y el éxito logrado en el pacto para la recuperación, suscrito por todos los grupos parlamentarios con excepción de los procuradores de UPL y Vox, para pedir que «perdure su espíritu» y se mantenga el consenso para lograr unas cuentas autonómicas que permitan una rápida reactivación económica de Castilla y León. Para ello, anunció que la próxima semana el consejero de Hacienda, Fernández Carriedo, enviará una carta a todos los grupos para trabajar en los presupuestos.
«Hay que dar un paso más», invitó a los grupos. Sin embargo, de momento nadie quiso recoger el guante. «Si quería realmente un acuerdo me hubiera llamado antes como yo hice con usted para que saliera bien el pacto de reconstrucción», le echó en cara el socialista Luis Tudanca.
Fernández Mañueco insistió especialmente con el Grupo Socialista, el mayoritario en la cámara, ya que aseguró que «podemos seguir siendo ejemplo para España» si cierran un nuevo pacto presupuestario. «No podemos olvidar que tenemos un objetivo fundamental: Castilla y León. Y entre todos debemos sacar a Castilla y León adelante. Nos va nuestro futuro en ello», así concluyó el presidente del Gobierno de consenso entre PP y Ciudadanos.
En el cara a cara, exigió a Tudanca que fuera «valiente» y diera un sí o un no a la oferta «antes de recibir el argumentario de Ferraz». Ante el «duro camino»  con grandes retos y desafíos que auguró Mañueco, reclamó al  líder de la oposición «separarse de los agitadores» y «tener atura de miras de verdad» y volver al pacto.
El presidente de la Comunidad instó a las fuerzas políticas a mantener el espíritu del acuerdo para la recuperación, que recalcó deben desarrollar, seguir y evaluar. Para ello, indicó que se elaborará un informe sobre el desarrollo y ejecución, que se publicará en el Portal de Transparencia y enviará a las Cortes, acompañado de una solicitud de comparecencia en la Comisión de Transparencia por parte del vicepresidente, Francisco Igea.
También Mañueco comunicó la convocatoria de la Conferencia de la Sociedad de la Comunidad, que contará con representantes institucionales, sociales, económicos, culturales y educativos, entre otros. De esta forma, a partir de las conclusiones de un grupo de expertos, con las orientaciones de la Junta, se formularán propuestas ante el nuevo escenario de la covid-19.
Prioridades

El presidente de la Junta marcó las nuevas prioridades, tras un primer año de mandato en el que aseguró se ha tramitado más de un millar de asuntos en los Consejos de Gobierno por importe de más de 3.000 millones. Por ello, unido al proceso de modernización de la Comunidad, desgranó sus políticas para los servicios públicos esenciales, tras el impacto de la pandemia, para la que admitió «nadie estaba preparado».
«Mi compromiso de mejorar la atención sanitaria está más vigente que nunca», afirmó Mañueco, quien reconoció que la Comunidad tendrá una «deuda eterna» con los profesionales e insistió en que los consultorios están funcionando, con cita previa. «Siempre han estado abiertos. Y van a seguir abiertos», sentenció.
Por ello, el jefe del Ejecutivo criticó a los que ponen en riesgo la seguridad y la salud de la gente con «propuestas irresponsables». «Hay que sacar a la sanidad de la confrontación partidaria. No puede ser motivo de lucha sino de acercamiento», apostilló, tras garantizar los compromisos sobre la radioterapia y las infraestructuras sanitarias.
Además, anunció que este otoño aumentarán la cobertura de vacunación frente a la gripe con el objetivo de superar el 75 por ciento de mayores de 60 años y personal sociosanitario y se incidirá en la recomendación de la vacuna frente al neumococo, por lo que se duplicará la compra de la que se administra a mayores de 65 años.
Sobre la pandemia, Mañueco aseguró que se mejorarán los protocolos y dispositivos para dar respuesta eficaz a cualquier futuro brote, se incrementarán las plazas en UCI en todos los hospitales hasta llegar a 235 en Castilla y León, más de un 40% y se reforzarán los servicios de epidemiología.
«La Junta no va a dejar desamparada a ninguna persona que lo necesite», afirmó con rotundidad el presidente, quien recordó que más de 15.400 familias han recibido ayuda en el estado de alarma.
Además, sobre la futura Ley de Atención Residencial, aseguró que el punto de partida es el decreto-ley convalidado e indicó que el informe sobre la incidencia y prevalencia de la covid-19 llegará el primer mes del nuevo periodo.
Mañueco también avanzó que la teleasistencia será un pilar básico en la atención, tras el pilotaje hecho, y expresó su compromiso con la lucha contra la violencia de género. «Lo que tienen que hacer es denunciar, dar el paso, nosotros pondremos a su disposición todos los recursos que necesiten», dijo. 
Educación

En materia educativa, el presidente de la Junta envió un mensaje de «tranquilidad y confianza» a todas las familias y destacó los esfuerzos para mantener la enseñanza presencial, a partir de protocolos con «directrices claras y medidas concretas». Como norma general, explicó que la disposición del alumnado y la ratio por aula se determinará con la distancia de 1,5 metros y, a partir de segundo de Primaria, allí donde esto no sea posible, se utilizará la mascarilla. Además, aseguró que ningún alumno va a quedar atrás por dificultad socioeconómica y mantuvo su compromiso de rebajar las tasas universitarias hasta la media nacional. 
También, se mostró «decidido» a aumentar el esfuerzo inversor en I+D+I, con «más investigadores» y una nueva Ley de Ciencia, que buscará potenciar la competitividad económica a través de la generación del conocimiento. En la elaboración, contarán -dijo- con todos los agentes implicados, como universidades, centros públicos de investigación, centros tecnológicos, clusters, empresas y emprendedores. 
Otro de los compromisos lanzados por Mañueco fue la aprobación próximamente del Mapa de Ordenación del Transporte, y posteriormente, de los proyectos de explotación y las nuevas licitaciones de un nuevo transporte del siglo XXI.
Finalmente, el presidente presumió de transparencia y señaló que esto permite dar un paso adelante en la participación ciudadana, con una futura ley que la impulse.