«El Partido Socialista sale de Ávila mucho más fuerte y unido que antes»

diariodeavila.es
-

El secretario autonómico del PSOE de Castilla y León, Julio Villarrubia, criticó la postura del PP en la minería y mostró su «apoyo y solidaridad» ante la situación de los mineros

El secretario del PSOE en Castilla y León, Julio Villarrubia, acudió a la clausura del congreso provincial del partido donde felicitó por la democracia ejercida a la hora de elegir al nuevo secretario provincial. Aseguró que «el PSOE sale de Ávila mucho más fuerte y unido que antes», ya que se ha elegido a un candidato en una «confrontación razonable, rigurosa y democrática de ideas».
Contrapuso esta forma de trabajar a la del Partido Popular, de quienes dijo que se han reunido y «repartido los cargos» en lo que calificó como «simulacro de congreso».
Las críticas fueron más duras cuando se refirió al presidente del PP de Ávila, Antolín Sanz, sobre todo por el hecho de que hablara de un plan de industrialización para la provincia cuando es su partido el que está «liquidando políticamente a la minería» y «solo hay un culpable, Mariano Rajoy», aseguró. Villarrubia acusó a Sanz de «coaccionar y amenazar» a los senadores populares para que votaran en contra de la salvación del sector de la minería y mostró su apoyo y solidaridad con los mineros. Esas críticas también se hicieron extensivas al presidente de la Diputación, Agustín González, «que ocupa trece cargos públicos» y pidió «un político, un sueldo», en especial en la situación en la que nos encontramos.
El secretario autonómico del PSOE también repasó el proceso congresual que se lleva en Castilla y León, donde ya se han realizado los congresos en ocho provincias, quedando solo pendiente Soria para el mes de julio.
Comentó que el proceso se desarrolla de forma «muy positiva», por lo que cree que de él saldrá un PSOE más fuerte gracias a un «trabajo democrático interno realizado con rigor», que resulta esperanzador para los ciudadanos y para intentar recuperar la credibilidad y así luchar contra los «25 años de desgobierno» del PP en Castilla y León.